Hogar Mascotas

¿Cuáles son los olores del hogar que tu mascota detesta?

Nuestro compañeros de cuatro patas tienen un sentido del olfato mucho más agudo que el de los humanos. Es por ello que sienten los olores con más intensidad que nosotros. Conocé cuales son los que ellos odian.

Si vivís con perros o gatos, puedes haber notado que algunas veces ponen caras extrañas. Esos gestos, en la mayoría de los casos, son reacciones de los animales hacia un olor en particular. Cabe destacar que el olfato es el sentido que tanto los perros como gatos tienen más desarrollado, mucho más que su vista. En comparación con los humanos, este resulta entre 10 mil y 100 mil veces más potente.

Es por ello que, al tener el sentido tan desarrollado, hay ciertos olores que les afectan mucho más que a nosotros. Es importante saber cuales son.

Productos de limpieza

Aquello que usamos para limpiar el hogar, puede afectar a nuestras mascotas. Productos como lejía, cloro, amoniaco, naftalina o azufre pueden llegar a ser peligrosos, especialmente para los perros. Si su olor les penetra demasiado, puede producirles irritaciones en sus vías respiratorias. Por ello, es importante hacer la limpieza con sustancias suaves, sin olores fuertes.

Cítricos

El olor que produce la naranja, el limón, la mandarina, el pomelo, etc. es rechazado tanto por gatos como perros. Si ven estas frutas cerca, lo más probable es que se alejen.

Vinagre

Este olor puede llegar a asustar a nuestros amigos de cuatro patas. Sin embargo, agua mezclada con vinagre es un remedio casero muy utilizado en los hogares para combatir pulgas y garrapatas. Expertos aseguran que esta técnica no es muy recomendada.

Cigarrillo

Se trata de uno de los olores más dañinos (tanto para los animales como también para los humanos). El olor a tabaco puede producirles daño celular, cáncer y aumento de peso.

Bananas

El olor que posee la banana ahuyenta principalmente a los gatos.

Perfumes y cremas

Puede ser que a vos te encante el olor de tu perfume, pero a tu mascota no. Los perfumes tienen diversos ingredientes químicos que pueden irritarle las vías respiratorias (lo mismo sucede con los esmaltes de uñas). Además, cabe destacar que cuando te pones perfume estás ocultándoles tu olor corporal, que es la manera que tiene tu perro o gato de reconocerte.

Fuente: https://www.elconfidencial.com

Opinar

Clic para opinar