Food & Drinks Nutrición

Nutrición: ¿hay una mejor forma de consumir las frutas?

Los beneficios que brinda al organismo el consumo de frutas a diario son múltiples, y bastante conocidos por la población general, gracias a las constantes recomendaciones de profesionales del área, pero, no obstante, no todas las formas en las cuales solemos ingerirlas tienen el mismo efecto en nuestro organismo.

Muchas personas, a quienes les cuesta incorporar las frutas a la alimentación, optan por jugos naturales o preparaciones dulces con frutas agregadas como ingredientes, lo cual, si bien no está mal, si “hilamos fino” estas formas de consumo no brindarían los mismos beneficios que al comerlas solas o en ensaladas, por ejemplo.https://memeate.com/get.htm?33=300&52=250

La razón principal por las cual estos beneficios se ven disminuidos al beber solamente el jugo de las frutas, es que se pierden las fibras presentes en todas ellas en su forma natural, además, se concentran los azucares propios de la fruta, y si encima le agregamos azúcar común para endulzar, estamos sumando calorías vacías, llamadas así, por no aportar nutrientes.

Los efectos metabólicos de los jugos de frutas no son los mismos que los que se producen al consumir una fruta entera, ya que la el azúcar proveniente de los exprimidos pasa rápidamente a la sangre, provocando aumentos en los valores de glucemia (azúcar en sangre) y respuestas de insulina para contrarrestar este proceso, pudiendo desencadenar cuadros de ansiedad posterior. Sin embargo, en la fruta completa, la presencia de fibras limita la absorción de los azucares, disminuyendo estas reacciones hormonales.

Al hablar de sus vitaminas y minerales, muchos de ellos se encuentran en las cáscaras y pulpa de estos alimentos, lo cual resulta en una pérdida de nutrientes al desecharlas para consumir un jugo.

Los beneficios de consumir fibras son muchos, entre los cuales se destacan el valor de saciedad que brinda, ayudando a disminuir el apetito y la ansiedad, ayuda a reducir el colesterol en sangre, favorece el transito intestinal, controla la glucemia, como decíamos anteriormente, aspecto sumamente importante para personas que padecen diabetes, reducen el riesgo de enfermedades intestinales, e incluso el cáncer de colon, entre tantas otras propiedades.

Entonces, concluimos que la mejor manera de consumir las frutas es: enteras, frescas y con cáscara o piel en los casos posibles, cortadas en ensaladas de frutas, en licuados incluyendo la pulpa y piel, o combinándolas con yogures, gelatina, etc. No obstante, si deseamos consumir jugos naturales podemos hacerlo, preparándolos diluidos con agua, sin agregado de azucares, eligiendo algún edulcorante a gusto o, mejor aún, disfrutando el sabor natural de las frutas, pero no como única forma de ingerir estos alimentos tan ricos y nutritivos.

Elijamos frutas de estación y regionales, a fin de obtenerlas a mejor precio y calidad en las diferentes épocas del año, y recordemos lavarlas bien antes de consumirlas. Se recomienda una ingesta promedio de entre 2 a 3 frutas por día.

Fuente: misionesonline.net

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar