fbpx

Belleza

Derribando mitos sobre los lácteos

«Para bajar de peso se debe dejar de consumir lácteos», «las personas con intolerancia a la lactosa deben evitarlos» o «se deben eliminar de la dieta si se tiene colesterol alto» son algunos de los mitos sobre ese grupo de alimentos, informó este martes la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se conmemora cada 16 de octubre.

En este sentido, las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) recomiendan ingerir tres porciones de lácteos por día, preferentemente descremados, en todas las etapas de la vida, recordó la SAN. «Toda alimentación saludable cumple con las leyes de cantidad, calidad, armonía y adecuación, lo que significa que debe ser suficiente, completa, respetar una proporción equilibrada de nutrientes y adaptarse al individuo», explicó la nutricionista Marcela Leal.

Leal, también miembro de la SAN, señaló que si bien hay algunos mitos en cuanto a su consumo, también hay ciertas afirmaciones que son verdaderas. 

«Que somos los únicos mamíferos que consumimos leche después de la lactancia materna y, por ende, que consumimos leche de otra especie, es verdadero. El hombre, como ser racional, es la única especie que tiene completo dominio sobre su cadena alimentaria, y elige la leche por los amplios beneficios que ofrece para la salud»; explicó.

La especialista recordó que a través los lácteos se obtiene el calcio necesario para formar huesos y dientes, se mantiene la presión arterial equilibrada, los músculos adquieren fuerza y salubridad y se mantiene un peso corporal saludable.

También es verdadero que los deportistas pueden hidratarse con leche: «Estudios científicos avalan que los deportistas puedan, una vez finalizada su actividad física, rehidratarse con leche en reemplazo de las bebidas isotónicas o el agua. La leche es una bebida única, que provee nutrientes como hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales y vitaminas, es decir, es un alimento completo», destacó Leal.

Consultada por los mitos sobre los lácteos, la nutricionista Silvina Tasat, también miembro de la SAN, precisó que es falso que la leche orgánica o ecológica sea mejor que la leche de vaca. «La mayoría de los estudios que comparan alimentos orgánicos con tradicionales han demostrado que no existen diferencias nutricionales y de seguridad alimentaria entre ellos. Tampoco demuestra que tengan mejor sabor que los convencionales», aseguró.

Otro de los mitos dice que si se tiene colesterol alto, es mejor dejar de consumir lácteos: «También es falso, ya que varios estudios científicos demuestran que a medida que aumenta el consumo de lácteos, disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular (ACV)», destacó Tasat. «Tampoco es cierto que haya que dejar de consumir lácteos para bajar de peso, ya que no se ha encontrado evidencia que asocie esas variables. Incluso, estudios epidemiológicos muestran una asociación entre el consumo de algunos lácteos y la prevención de la ganancia de peso a largo plazo», subrayó.

Respecto de personas con intolerancia a la lactosa, la especialista señaló que actualmente existen en el mercado productos lácteos reducidos en lactosa, como quesos, leches y yogur, por lo que «también es falso que no pueden consumirlos», completó.

Fuente: aarena.com.ar

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

3 comentarios

Clic para opinar

  • No discuto la opinión, pero (además de ser médico desde 1982, 37 años) tengo intolerancia severa a la lactosa, y los síntomas son muy molestos. Un vaso de leche o una porción de yogur significan, invariablemente, diarrea franca y dolor abdominal. Flanes, budines, helados y quesos blandos, meteorismo severo y heces blandas. Lo único que tolero y en poca cantidad son los quesos más duros. Y en muchos pacientes pasa lo mismo. Por lo tanto, creo que las raciones indicadas deben adaptarse a la respuesta del organismo. Dejando de lado, obvio, las “imposiciones” y el bombardeo mediático de la industria láctea.

    • estimado colega, compartí contigo medio siglo el criterio que propones, pero ahora, insistiendo muy gradual con el tambien antiguo consejo de rehadaptar el intestino con ingesta progresiva de leche, tengo una tolerancia normal. De manera que creo oportuno intentarlo. Te saluda con afecto.

Agenda

No hay nuevos eventos.