fbpx

Moda y tendencias Salud

Consejos para comprar zapatos

Lo bonito y el precio no son lo único que cuenta

¿Te has enamorado instantáneamente de esos zapatos preciosos que viste en la vidriera? Antes de correr a comprártelos, es bueno que te informes de algunos detalles para comprobar si le conviene a la salud de tus pies.

Comprar un par de zapatos no es tan sencillo como parece. Que se vean fabulosos en tus pies no es lo único que importa. También es imprescindible que te queden cómodos y que no te causen problemas en el futuro.  Es esencial que tengan el tamaño adecuado para tus pies, ni más chicos ni más grandes, que no los dañen y que le ofrezcan el soporte que necesita al tobillo.

Factores que debes tener en cuenta

  • Uno es tu figura y el estado de tus pies, para determinar la mejor altura del tacón que te conviene. Los tacones muy altos no son siempre los más adecuados. Si eres de figura más bien gruesa, no te ayudarán a mantener un buen equilibrio y te harán parecer desproporcionada.  Y si tienes juanetes, callosidades o dedos en martillo, empeorarán esas condiciones. Es preferible que optes por un taco mediano que te resultará más cómodo y seguro.
  • Los tacos stiletto o cualquier otro taco más alto de 7 cm, redistribuyen tu peso corporal, haciendo que la mayor parte (un 90%) recaiga hacia el frente del pie. La presión puede crear callosidades en la parte delantera de la planta del pie, y aumentar el dolor de los juanetes, los dedos en martillo y los callos en los dedos. Y como estos zapatos suelen ser estrechos en la punta, también es frecuente que afecten el equilibrio y ocasionen caídas, esguinces o torceduras del tobillo.
  • Los zapatos puntiagudos comprimen los dedos, lo que a veces provoca molestos callos. También ponen presión en las uñas. La presión constante puede provocar uñas encarnadas y aumentan el riesgo de desarrollar dedos en martillo.
  • Si tienes problemas con el arco del pie e inflamación en el tendón de Aquiles, evita los zapatos planos. Aunque no tengas esos problemas, no los uses continuamente, porque pueden causar dolor en el arco del pie y tendinitis. Trata de intercalarlos habitualmente con zapatos de taco medio (como el taco chino).
  • Los zapatos de plataforma, tan populares hoy, son tan inestables como los de taco alto. Selecciona uno  que tenga una altura con la que te sientas cómoda. Caminar sobre una plataforma demasiado alta puede provocar tensión en los músculos de las piernas, y ser la causa de luxaciones y hasta fracturas en el tobillo.

12 recomendaciones para comprar zapatos

  1. Comprar al final de la tarde. Los pies tienden a hincharse durante el día. Si los compras por la mañana, es posible que te queden apretados cuando los uses por varias horas.
  2. Pedirle al vendedor que te mida los pies (largo y ancho) cada vez que compres zapatos. Los pies pueden cambiar de tamaño o/y también las marcas pueden medir diferente si además fabrican para otros países. Ponte de pie mientras los mide (el peso del cuerpo expande los pies).
  3. Es importante medir ambos pies. Aunque no lo creas, algunas personas tienen uno ligeramente mas grande que el otro.
  4. Si tus pies tienen un tamaño diferente, compra el número mayor. Los zapatos no se “estiran”, pero siempre puedes rellenar con una plantilla el correspondiente al pie menor.
  5. Que los zapatos no te aprieten ni te queden grandes. Debes ser capaz de mover los dedos dentro del zapato cuando estés de pie; y los pies no deben deslizarse dentro de los zapatos al caminar.
  6. Cuando te pongas los zapatos, da una caminata corta por la tienda para comprobar cómo te quedan. Si te molestan en un área, con seguridad te molestarán mucho más cuando camines más tiempo.
  7. El material de la parte superior del zapato debe adaptarse a la forma de tu pie. Es importante que te proporcione soporte, pero también que ceda cuando muevas los pies. Busca un material que no irrite la piel y que sea poroso, para que el aire penetre en los zapatos.
  8. Selecciona unos zapatos que ofrezcan un buen acolchado interior, a fin de que asimilen la presión que se ejerce en los huesos y los músculos cada vez que das un paso. El acolchado es importante sobre todo en tres áreas claves: el arco del pie; el frente, donde descansa la parte delantera de la planta; y el talón, en el que normalmente se apoya el 25% del peso corporal.
  9. Evaluar el peso del zapato, que no sea muy pesado porque te provocara cansancio
  10. En cuanto a la suela, fijarse si tiene la tracción apropiada para evitar resbalones en el tipo de piso en el que vayas a usar los zapatos, (existen accesorios que se pueden usar para evitar este tipo de deslizamientos)
  11. Los tacos ideales proporcionan una ligera elevación, entre 1.90 y 2.54 cm, ya sea que se trate de un taco verdadero o de una suela más gruesa en esa sección.
  12. Fijarse en la parte del zapato que se curva alrededor del talón. Debe ser lo bastante firme para prevenir luxaciones y torceduras del tobillo. La parte posterior del pie debe quedar cómodamente ajustada en el talón del zapato, sin deslizarse dentro de él.

Conclusión: no hay que dejarse llevar por ese amor a primera vista que se siente al ver unos zapatos que nos enamoran, por lindos que sean, es ideal tomar algunas precauciones básicas antes de comprarlos para después disfrutarlos tal y como los imaginamos puestos.

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.