fbpx

Ecologia

Cómo hacer fertilizantes orgánicos caseros

Las plantas que cultivamos en nuestros jardines y huertos requieren, principalmente, 3 tipos de nutrientes básicos. Aunque podemos encontrar otros elementos, como el calcio o el magnesio, implicados en gran medida en el correcto funcionamiento de la planta, el nitrógeno, el potasio y el fósforo resultan de vital importancia para el crecimiento de todos los vegetales.

Fertilizante orgánico casero con fósforo: cenizas de madera

La madera es un material muy abundante y podemos utilizar las cenizas resultantes de la quema que hacemos en las chimeneas para calentar las casas, por ejemplo, como un fertilizante orgánico muy eficaz para aportar fósforo a nuestras plantas. Aunque en menor medida, los restos quemados, también poseen un pequeño contenido en potasio.

La manera más simple de conseguir ceniza, es aprovechando el resultado final de las barbacoas o las chimeneas. Entonces, para usar las cenizas de madera como fertilizante, solo hay que mezclarlas con agua, para diluir así su contenido, y lo aplicamos a las plantas como riego. Es importante hacerlo solo unas 2 o 3 veces al año para que no sea excesivo.

Fertilizante orgánico casero con potasio: cáscaras de banana

Como es bien conocido en la cultura popular, el plátano es una fruta con un elevado contenido en potasio. Y dicho elemento, también se encuentra en gran medida en la cáscara de esta fruta. En este apartado, te enseñamos como hacer un fertilizante orgánico con un elevado contenido en potasio a base de cáscaras de banana.

Ingredientes

  • 3 o 4 cáscaras de banana
  • 1 litro de agua

Elaboración

  1. En primer lugar, tienes que disponer de unas cuantas cáscaras, que te permitan llevar a cabo una buena extracción a partir de una infusión. Con 3 o 4 cáscaras de plátano para cada litro de agua nos bastará.
  2. La cantidad total de fertilizante dependerá del número de plantas del que disponga cada persona.
  3. Trocea las cáscaras y las ponlas, juntamente con el agua, en una olla a hervir durante 15 minutos, aproximadamente.
  4. Transcurrido este tiempo, cuela la mezcla y déjala enfriar.
  5. Ya dispones de tu fertilizante, que mezclado con 2 litros de agua, ya estará listo para aplicar a tus plantas.
  6. El potasio es un elemento muy útil en periodos de floración o fructificación. Puedes aplicarlo cada 10 o 15 días y tus plantas notarán un gran aporte, lo que ayudará a que las plantas crezcan más rápido y a producir sus flores y frutos.
Cómo hacer fertilizantes orgánicos caseros - Fertilizante orgánico casero con potasio: cáscaras de plátano

Cómo hacer fertilizante orgánico con nitrógeno: posos de café

El café puede ser un potencial aliado contra algunas plagas y enfermedades determinadas. Pero además, posee un gran potencial cómo fertilizante orgánico, ya que su contenido en nitrógeno es muy elevado, además de contener otros nutrientes en menor medida y antioxidantes. En este apartado, conoceremos una forma muy rápida, sencilla y barata de poder aportarles a nuestras plantas un extra de nitrógeno. Sigue estos pasos para hacer fertilizantes orgánulos caseros con nitrógeno:

  1. Acumula los restos de café de las cafeteras que vayas preparando. Ya sean las que tienes en casa de uso diario, o bien, si tu número de plantas es muy elevado, puedes recurrir a los bares y cafeterías cercanas.
  2. Estos restos, puedes mezclarlos con agua y dejarlos reposar durante unos días, o bien, podemos aplicarlos directamente en la tierra.
  3. Hay que recordar, que el café es un material muy ácido, con lo cual, solo será recomendable su uso como fertilizante, en aquellas plantas que requieren de un sustrato ácido, como las hortensias, camelias y gardenias.

Cómo preparar fertilizante orgánico con calcio: cáscaras de huevo

Para terminar, te contamos una forma muy rápida, sencilla y también barata de poder aportar a tus plantas un extra de calcio. Se trata de lascáscaras de huevo, ya que su contenido es en un 95% calcio, y en menor medida nitrógeno. Se trata de un fertilizante orgánico caseromuy simple pero eficaz, solo hace falta seguir estas indicaciones:

  1. Recopila un gran número de cascaras de huevo.
  2. Lávalas en caso de que aún contengan restos y triturarlas.
  3. También pueden aplicarse directamente en tierra, aunque entonces la absorción por parte de las plantas será más lenta.

El calcio no es un nutriente esencial, ni de los que más necesita la planta. Pero como se ha mencionado anteriormente, algunos elementos secundarios, pueden jugar un papel decisivo en algunos procesos concretos de la planta. Y los aportes de calcio, pueden ayudar a solventar problemáticas relacionadas con el cultivo de algunas hortalizas. Es un ejemplo de ello la podredumbre apical de los tomates, berenjenas y pimientos.

Cómo hacer fertilizantes orgánicos caseros - Cómo preparar fertilizante orgánico con calcio: cáscaras de huevo

Fuente:www.ecologiaverde.com

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar