Huerta y jardín

Como atraer mariposas a tu jardín

Si queremos mantener un medio ambiente saludable en nuestro jardín, la mejor forma es sembrando plantas autóctonas. Con esto me refiero a utilizar plantas que sean nativas al área donde vivas. Plantas que las diferentes especies animales pueden utilizar para refugiarse, para alimentarse o para procrear.

Por ejemplo, las mariposas y los pájaros zumbadores prefieren algunos tipos de planta sobre otros. Algunas son preferidas por la forma y el color de sus flores, otras por el aroma que liberan o por su delicioso néctar. Entonces si sabemos lo que estos animalillos andan buscando, podremos atraerlos a nuestro patio con mayor facilidad.

El Arbusto de las Mariposas
Como bien indica su nombre, el arbusto de las mariposas es uno de los más comunes para atraer muchas de estas especies. Sus flores suelen ser de un color azul violáceo y son muy fragantes, lo cual atrae mariposas de todo tipo. El color gris de sus hojas nos puede servir para crear contrastes con otras plantas de hojas más oscuras en el jardín.

Esta planta aguanta bien las sequías y el calor, sobre todo en verano y en otoño que es cuando mayormente florece.. Plántala en algún bien soleado y listo. También se puede cultivar en tiestos con mucho éxito.  

La Hierba de las Mariposas
Esta es otra planta clásica para atraer mariposas. Esta hierba le puede agregar mucho color a tu jardín ya que produce muchísimas flores de color naranja o amarillo. Usualmente florece desde el mes de junio y sigue en flor hasta fines del otoño.

También es muy buena para atraer mariposas de tipo monarca. Estas no solo disfrutan del rico néctar de sus flores, pero también la utilizan para depositar sus huevos que luego se transformarán en larvas. Esta planta aguanta pleno sol y sequía. 

La Caléndula o “Marigold”
Esta es de las plantas más divertidas para crear jardines. Su tamaño es bien manejable y sus flores son bien llamativas; transformado cualquier jardín en un dos por tres. Sus flores pueden conseguir de color naranja, amarillo y hasta de un color rojizo intenso.

Son fantásticas para crear bordes y para plantar en grupitos dentro de un tiesto. Mientras reciban buen sol y tengan un terreno fértil pero bien drenado, estas plantas florecerán todo el verano hasta entrado el otoño. Son muy buenas plantas para atraer diferentes tipos de mariposas.

La Lantana
En climas tropicales y de subtrópico esta planta es muy fácil de mantener. La lantana es familia de la verbena y es nativa del trópico americano. Le gusta el sol pleno y hasta puede soportar sequías. 

Sirve lo mismo para cubrir espacios de terreno al descubierto como para crear canastas colgantes. Sus flores se consiguen en colores variados y atraen mariposas, abejas y zumbadores.

La Lavanda
La lavanda o lavándula no necesita presentación, ya que esta es de las plantas más utilizadas para crear fragancias y arreglos florales. Sus flores son mayormente, valga la redundancia, de color lavanda y muy efectivas a la hora de atraer mariposas al jardín.

Esta planta se da mejor bajo el pleno sol, pero en terrenos bien drenados y algo arenosos. La lavanda aguanta sequía . Hoy en día se pueden conseguir variedades de lavanda con flores de diferentes colores.

Los Cosmos
Aunque sus flores suelen ser bastante delicadas, estas plantas pueden aguantar bien el sol, proliferando entre verano y otoño. Inclusive, estas plantas toleran los terrenos secos y pobres en materia orgánica. Tampoco necesitan mucha agua y son muy eficientes atrayendo desde mariposas hasta pájaros de diversas especies.

Entre los colores más comunes en sus flores se encuentran el blanco, el rojo y el rosado, todas con un centro amarillo. Sus hojas tienen un parecido con las hojas de algunos helechos. Estas plantas se ven fantásticas cuando se plantan en grupos de 6 o más.

El Agapanto
Los agapantos pueden producir flores blancas o azules. Se ven muy lindos cuando se colocan en los bordes del jardín, ya que sus flores crecen al final de la espiga floral dándole algunos pies de altura. Son plantas perennes y florecen mejor entre verano y otoño.

En cuanto al terreno estas plantas los prefieren levemente húmedos pero muy bien drenados, o sea nada de encharcamientos. En zonas más frías se deben entrar a lugares más cálidos una vez lleguen los fríos más fuertes del otoño. 

Los Aster
Una de las ventajas de esta planta es que crece compacta y bien tupida. Entonces sirve como relleno para esas áreas medias calvas del jardín. Esta es otra planta que florece mejor entre verano y otoño. Necesita buen sol, riegos algo moderados y terrenos bien drenados.

El aster atrae mariposas de todo tipo y es de esas plantas que sabe esquivar las mandíbulas de los venados. Es recomendada para épocas de sol y calor

Los Girasoles
Ya lo dice su nombre, girasol. Esto significa que la planta gira buscando la luz del sol. Esta prefiere los terrenos arenosos y algo limosos. En realidad mientras el terreno no se encharque, esta planta puede crecer en casi cualquier lugar. Esta planta es fuerte y aguanta bien las sequías.

Lo ideal es plantarla en lugares donde no azote fuerte el viento, ya que por el peso de sus flores el tallo se pudiera doblar o partirse a la mitad. Para evitar esto les puedes colocar una estaca que les sirva de soporte. Si nunca los has plantado comienza con algunas semillas, verás que fácil y rápido crecen. Son buenas plantas para cultivar en pleno verano.

El Penstemon
Sus flores son tubulares y bien atractivas, tanto para las mariposas como para los zumbadores. Estas plantas aparentan ser algo delicadas, sin embargo estas aguantan condiciones de calor y sequía que muchas otras plantas no pueden resistir.

Visualmente se lucen mejor cuando se plantan en pequeños grupitos. Se recomiendan para los bordes del jardín, para jardines algo rocosos y esos lugares donde escasea el agua. 

La Azalea
A la azalea le encantan los terrenos ricos en materia orgánica. También disfrutan de los terrenos bien drenados y los lugares con sol parcial. Este es un arbusto muy utilizado en los jardines en el sur de los EE.UU.

Esta es una planta a la que le gustan los términos medios en cuanto al agua, el sol, el calor y el frío. Aunque es preferible mantenerles el terreno algo húmedo en lo que se logró. Hoy en día se pueden conseguir híbridos más resistentes a calores o fríos extremos.

El Sedum
Este es un tipo de planta muy buena para cubrir esos espacios difíciles en el terreno. Dependiendo de la variedad específica sus hojas pueden variar en cuanto a los colores, tamaño y textura. Son plantas muy fáciles de mantener, inclusive aguantan todo tipo de calor y hasta épocas de sequía.

El sedum necesita recibir buen sol y mantenerse en una temperatura sobre los 40º grados Fahrenheit. Una vez llega el verano estas plantas se forran de bellas flores atrayendo mariposas y abejas. 

La Flor de la Pasión
Esta planta crece tipo trepadora o enredadera. Esto la hace ideal para plantarse cerca de trélises o verjas donde pueda literalmente enredarse y trepar. Aunque la planta de la pasión no es muy exigente, lo ideal es mantenerle el terreno algo húmedo en lo que se establece.

Existen muchas variedades de esta planta, algunas dan fruto y otras solo flor. Asegúrate de conocer cual estás comprando antes de plantarla. Todas las variedades necesitan recibir buen sol y prefieren los terrenos ricos en materia orgánica. No te faltarán mariposas una vez plantes una de estas.

Las Pentas
Las pentas producen sus flores en pequeños ramitos. Estos pueden conseguir lo mismo blancos que púrpura, también de color lavanda, rojos o rosados. Esta planta crece mejor a pleno sol y entre las zonas 8 y 11. Parecen delicadas pero son plantas bastante fuertes.

Es bueno darle riegos profundos en lo que se establece. De esta forma podrá crear un buen sistema de raíces. Sus flores están entre las favoritas de mariposas y pájaros zumbadores.

El Agastache
Lo que más impresiona de esta planta es su delicioso aroma a menta. Quizás por eso es que está entre las favoritas de muchas especies de mariposas y pájaros. Las flores tienen un hermoso color azul quizás algo violáceo. Son plantas muy fáciles de mantener en casi cualquier tipo de terreno. Resiste bien las sequías y los arduos calores del verano. 

Opinar

Clic para opinar