Nutrición Recetas saludables Salud

5 puntos que debes considerar antes de convertirte en vegana

Si estás pensando en volverte vegana, debes conocer todo lo que implica este estilo de vida.

POR : ADRIANA GONZÁLEZ

En los últimos años, el estilo de vida que involucra no comer ningún alimento que provenga de los animales se ha instaurado. A medida que pasa el tiempo, se hace cada vez más claro que esta manera de vivir no es solo una tendencia impulsada por celebridades poco conocidas. Por lo que si estás pensado convertirte en vegana, sin importar tus razones, hay ciertas cosas que debes considerar.

El veganismo se confunde a menudo con el vegetarianismo, que es la práctica de no consumir carne. Por el contrario, los veganos también evitan consumir cualquier cosa extraída de animales, incluida la leche, el queso y los huevos.

5 puntos que debes considerar antes de convertirte en vegana

Y si bien hay múltiples razones para convertirte en vegana, entre ellas una conciencia limpia de cualquier tipo de maltrato animal y una alimentación más sana y natural, también hay cosas que puede que no hayas considerado a la hora de tomar esta decisión, como el uso de suplementos vitamínicos para compensar ciertas deficiencias.

Independientemente de la razón por la que quieras volverte vegana, hay ciertas cosas que debes saber antes de hacer la transición. Sigue leyendo para conocer algunos puntos importantes.

La pérdida de peso no está garantizada

Uno de los principales atractivos de volverte vegana es la posibilidad de perder peso. Muchos piensan que seguir una dieta a base de plantas te ayudará a deshacerte de esos kilos de más.

Es cierto que comer plantas en lugar de carne y otros productos que contienen grasa te ayudará a perder peso. Pero la cuestión es que convertirse en vegana no significa necesariamente eliminar los alimentos que contienen grasa.

vegana

Muchos aspirantes renuncian a comer frutas y verduras en favor de comer pasta, pan y otros alimentos envueltos a base de granos. Estos contienen su propia ración de ingredientes no saludables que provocan aumento de peso.

Otro sustituto al que recurren los veganos esperanzados cuando se cansan de las frutas y verduras es la comida chatarra. Muchas marcas de snacks no contienen subproductos animales, pero eso no significa que contengan ingredientes saludables.

Debes conseguir suplementos de vitamina B12

La vitamina B12 está disponible en el cuerpo de los animales de forma natural. Entonces, si limitas la ingesta de alimentos de origen animal, entonces careces de B12 en tu cuerpo.

Por lo tanto, los veganos deben tomar suplementos de vitamina B12 con regularidad para obtener este nutriente para el bienestar general. Según reseña el portal Pinkvilla, esta vitamina mantiene sanos los nervios y las células sanguíneas.

vegana
Pexels

Debes encontrar nuevas formas de obtener proteínas

Tu cuerpo necesita proteínas para descomponerse y formar aminoácidos. Estos garantizan la reparación y el crecimiento celular adecuado. Afortunadamente, existen numerosas opciones de alimentos aptos para veganos para obtener este nutriente.

Las opciones populares incluyen soja, quinoa, seitán y lentejas. También puedes encontrar proteínas en verduras cocidas como espinacas, brócoli, alcachofas y espárragos. Los frijoles y las batatas también son excelentes opciones con alto contenido.

No necesitas modificar tu rutina de ejercicios

La imagen popular de los atletas exitosos implica comer mucha carne que promueve la energía y el desarrollo muscular. Quizás gracias a esto, muchas personas asumen que los veganos no pueden lograr el éxito atlético. De hecho, muchos creen que deben seguir un régimen de ejercicio ligero.

Esto es totalmente falso. La capacidad atlética está determinada por las vitaminas, no por los alimentos que consumes. Además, debes ingerir la cantidad recomendada de calorías para tu rutina de ejercicios.

vegana
Unsplash

Puede ser costoso

Es cierto que puedes comprar latas de maíz, frijoles y otras verduras por el precio de un trozo de carne. Pero al mismo tiempo, estas son procesadas y, a menudo, carecen de la nutrición que solían tener. Las verduras recién cortadas y sin procesar son un poco más caras que las enlatadas.

Es una buena idea analizar tus opciones locales y desarrollar un plan de presupuesto para tus necesidades dietéticas si piensas convertirte en vegana.

Fuente: nuevamujer.com

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar