fbpx

Actualidad Sociedad

Una propuesta de matrimonio sacada de un cuento de hadas. Literal.

Todo comenzó cuando un hombre le dijo a su novia que la llevaría al cine para que ella pudiera ver su película favorita de la infancia, La bella durmiente. El es Lee Loechler, cineasta de Boston; ella Sthuthi Davis, cardióloga.

Al llegar a la escena en que el príncipe Felipe despierta Aurora con un beso de amor verdadero, la mujer se muestra sorprendida al notar que son otros personajes. Más le llama la atención cuando de pronto saca un anillo de compromiso y se lo muestra.

Segundos después, el novio se levanta de su asiento y atrapa una caja que el príncipe le aventó desde la pantalla.

“No todos los días puedes pedirle matrimonio a tu amor de la preparatoria. Así que solo quiero tomarme el tiempo para saborear este momento”, le dijo mientras se encontraba arrodillado.

La chica se sintió apenada al pensar que estaban molestando a los demás asistentes de la función… pero no fue así, pues todos eran amigos y familiares de la pareja que ella no reconoció al estar la luz apagada.

“Te amo con todo mi corazón, incluidos los ventrículos, arterias, válvulas. Sthuthi David. ¿Te gustaría vivir feliz para siempre conmigo?”

Ella dijo que sí.

Por último, la película continuó con ellos dos como protagonistas y un mensaje que hace alusión a que no era el fin sino el principio de una vida juntos.

La historia de la propuesta

La divertida propuesta no fue fácil. El hombre trabajó durante seis meses con una ilustradora australiana, Kayla Coombs, para alterar el clásico film de Disney, cuando el Príncipe Phillip despierta a Aurora. Eso no fue todo. Además de cambiar las caras, después de despertarla el príncipe, con su cara, saca un anillo para pedirle casamiento a la Princesa Sthuthi, su novia.

Sobre el autor

woman

woman

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.