Decoración Ocio

Trabajar o estudiar desde casa: 4 estilos para esta tendencia que continúa en 2021

Decorar estos espacios es clave para disfrutar de la jornada laboral o de estudio, en un ambiente cálido y delimitado.

Definitivamente, junto al uso de barbijo, trabajar o estudiar en casa es una de las nuevas costumbres que más implementamos en el mundo, como consecuencia de la pandemia.

Fue a partir del año pasado que empezamos a tener la necesidad de generar espacios exclusivos para los momentos de trabajo o de estudio, no solo para evitar cualquier tipo de tensión con las personas con las que convivimos, sino para sentirnos a gusto en un lugar que, día a día, cobra mayor protagonismo.

Date un espacio para trabajar, estudiar o distenderte.

Ya sea si le dedicaste una habitación exclusiva o si preferiste armar tu espacio en el dormitorio o comedor, junto a Sodimac, te mostramos cuatro maneras de delimitar tu espacio y sumarle decoración, para lograr un entorno que priorice tu bienestar.

1. Luz y exclusividad: la oficina se convierte en un nuevo espacio de la casa

Con el objetivo de mantener el espacio de trabajo separado del de descanso, mucha gente apuesta a armar su propio estudio u oficina. La clave: el ambiente luminoso.

Más allá de la cercanía con las ventanas, la luz artificial cálida genera ambientes acogedores, que te disponen bien a trabajar. Los colores tierra con la combinación de plantas y alfombras terminan de darle el toque natural, ideal para una jornada distendida. Y, si tenés espacio, sumá un sillón para relajarte entre una llamada y la otra.

Podés conseguir cada uno de estos muebles y objetos en los locales de Sodimac o en su tienda online.

2. Comodidad y decoración: dos claves para trabajar desde el dormitorio

Si trabajás desde tu habitación, es fundamental que cuentes con muebles de guardado para conservar el orden y la prolijidad en el lugar donde dormís.

Además de un escritorio, una mesa de apoyo o una serie de estantes pueden ser muy útiles a la hora de guardar tus cosas. Otro aspecto a considerar es la decoración: sumarle cuadros, plantas y espejos crea entornos agradables y estimulantes a la vista. Y un dato más: podés pintar la pared donde está tu escritorio de otro color, para delimitar tu espacio y separarlo de la cama.

Pocos detalles, como cuadros y espejos decoran tu espacio de trabajo.

3. El escritorio convive en armonía con la sala de estar

Alfombras, pintura de otro color, paneles y muebles altos son formas fáciles y cancheras de delimitar el espacio de estudio o de trabajo y distinguirlo del resto del living o cocina.

No importa dónde esté el escritorio, sumale una silla cómoda y atractiva para sentirte a gusto.

4. El tiempo de ocio también merece su espacio

Ideal para espacios más chicos, sumar un lugar para lectura o para juegos online, ¡ayuda a la convivencia! Un sillón junto a una mesa por un lado y un escritorio con sillón por el otro, y ya tenés tus dos sectores delimitados.

La delimitación de espacios es fundamental para ambientes chicos.

Fuente: parati.com

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar