fbpx

Deportes Equidad de género

Steffi Graf recibió una propuesta matrimonial en pleno partido

Considerada como una de las mejores del mundo, ostenta una carrera con récords que ningún otro jugador, ni hombre ni mujer, pudo superar hasta ahora. Con un balance de 902 victorias y tan solo 115 derrotas, su trayectoria fue en ascenso hasta convertirse en una referente internacional del deporte de la raqueta.

Steffi Graf es una extenista alemana. Pero, en realidad, Steffi Graf es tanto más que eso que un sin fin de palabras no terminarían de describirla. Considerada por diversos medios y especialistas como una de las mejores jugadoras del mundo, ostenta récords que van desde haber ganado 22 títulos individuales de Grand Slam entre 1987 y 1999, hasta permanecer durante 377 semanas como la número 1 del ranking WTA, 186 en forma consecutiva. Además, en 1988 se convirtió en la primera y única persona en haber logrado el Golden Slam: derrotó a Chris Evert en el Abierto de Australia, a Natasha Zvereva en Roland Garros, a Martina Navratilova en Wimbledon, a Gabriela Sabatini en el Abierto de los Estados Unidos y nuevamente a Sabatini en la final de los Juegos Olímpicos de Seúl. Y como si esto fuera poco, en 1999 la Associated Press la nombró como la mejor tenista del siglo XX. Y no es para menos, el balance de su carrera da como resultado 902 victorias y apenas 115 derrotas. Decir que “es una ganadora” es, objetiva y estadísticamente hablando, tan preciso como cierto.

Stefanie Maria Graf nació en Mannheim, Alemania, el 14 de junio de 1969. Comenzó a jugar al tenis a los 3 años y, después de ganar las copas “Junior” de su país y Europa, se lanzó hacia el mundo profesional en octubre de 1982. Su primer “oro” lo obtuvo con apenas 15 años en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984, aunque no computó en el medallero oficial porque, en aquel entonces, el deporte todavía era de exhibición en esta competición. Sin embargo, dicho triunfo fue solo el calentamiento de una carrera que la llevaría a posicionarse en lo más alto de los rankings y en lo más profundo de los corazones de los fanáticos de las raquetas, que fueron deslumbrados una y otra vez por la potencia y precisión de su golpe de derecha, que la convirtió en una de las jugadoras femeninas con más técnica de la historia. Y el remate que define el set de cualquier duda: es la única tenista (hombre o mujer) en haber ganado como mínimo cuatro veces cada uno de los torneos de Grand Slam y en cuatro superficies diferentes.

El golpe de derecha de Steffi Graf supo ser insuperable.

El golpe de derecha de Steffi Graf supo ser insuperable.Gentileza: @Wimbledon

Graf se retiró de la competencia profesional el 13 de agosto de 1999, tras abandonar su primer partido en el torneo de San Diego por una serie de lesiones. Dejó la actividad a los 30 años y siendo la número tres del mundo, convirtiéndose así en la jugadora con mejor posición al finalizar su carrera. Dos años después, el 22 de octubre de 2001, se casó en su casa de Las Vegas con Andre Agassi, el extenista número uno quien consiguió lo que se conoce como el “Golden Slam en la carrera”, ya que ganó los cuatro Grand Slams y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, pero lo hizo a lo largo de su trayectoria deportiva y no en un solo año como su esposa. Por otro lado, cuatro días después de las nupcias nació de forma prematura Jaden Gil, su primer hijo. Para el 3 de octubre de 2003 llegó a la familia Jaz Elle, la segunda descendiente de la pareja, y conformó así la foto familiar.

Steffi Graf y Andre Agassi se casaron el 22 de octubre de 2001.

Steffi Graf y Andre Agassi se casaron el 22 de octubre de 2001.Gentileza: XLSemanal

Steffi y Gabi

El asado, el dulce de leche, el mate y Gabriela Sabatini. “Nuestra Gabi” fue una de las grandes rivales de Graf a lo largo de su carrera, pero también una de sus mejores amigas dentro del circuito. Entre 1985 y 1995 se enfrentaron 40 veces, y si bien el historial quedó en favor de la alemana por 29 a 11, también supieron advertir que la unión hace la fuerza y conformaron una mítica pareja de dobles, que en 1988 ganó el torneo de Wimbledon. Pero quizás la actuación más memorable de ambas haya sucedido en la final individual femenina de 1991, también de Wimbledon, donde Steffi derrotó a la argentina por 6-4, 3-6, 8-6. En el tercer set de aquel partido no apto para cardíacos, Sabatini estuvo a solo 2 puntos de ganar el título, pero finalmente fue vencida por su colega.

Pero lejos de la enemistad, las dos ex tenistas supieron forjar un vínculo de camaradería y cariño. Tal es así que Graf fue invitada a presentar a Sabatini cuando en 2006 ingresó al Salón de la Fama del Tenis Internacional (International Tennis Hall of Fame) en Newport, Rhode Island. “Muchos de los momentos más grandiosos de nuestras carreras vinieron de simplemente jugar juntas o una contra la otra”, explicó Steffi, y agregó: “Desde el primer partido que jugamos cuando teníamos 12 años, nos encontramos no solo en la rivalidad sino también en una gran unión de respeto y amistad que valoro hasta este día”. Además, para concluir, expresó una frase inolvidable: “Ser atlético, agraciado, honesto y leal se puede resumir en un nombre: Gabi”.

Gabriela Sabatini y Steffi Graf supieron forjar una amistad que se mantuvo a lo largo de los años.

Gabriela Sabatini y Steffi Graf supieron forjar una amistad que se mantuvo a lo largo de los años.

Pero el segundo hecho llegó en 1995, durante una ardua semifinal en Wimbledon contra Kimiko Date, e hizo estallar de alegría a quienes observaban con atención. Graf estaba preparándose para el saque cuando un espectador gritó en inglés desde la tribuna: “Steffi, will you marry me?!” (“¡Steffi! ¿Te casarías conmigo?”) Todos los presentes, incluyendo a la jugadora, comenzaron a reír a carcajadas y a aplaudir. Segundos después, luego de tentarse ante semejante propuesta, la extenista picó la pelota contra el suelo, se giró y respondió: “How much money do you have?” (“¿Cuánto dinero tenés?”). El estadio enteró celebró la elocuencia y la rapidez de ella, quien perdió ese set, pero ganó el partido y se fue a casa con un triunfo y una declaración de amor de un entusiasta de su desempeño en la cancha.

Pero, ¿en qué anda Steffi Graf?

El bajo perfil que supo caracterizarla incluso la acompaña en su vida adulta, en donde las novedades provienen de las redes sociales de su esposo, su hijo o sus fans. Sin embargo, su trabajo benéfico no pasa desapercibido. Por un lado, es embajadora del World Wildlife Fund (Fondo Mundial para la Naturaleza), una organización no gubernamental que se encarga de la conservación del ambiente. Por otro, creó y patrocina la fundación Children for Tomorrow (Niños para el mañana), que, según describe el sitio, está compuesta por un equipo de médicos y terapeutas quienes apoyan la salud mental de menores y familias que han sido afectadas por la violencia, la guerra y la persecución; y les ofrecen un tratamiento psicoterapéutico para sus traumas. “Con nuestro trabajo les damos una mejor oportunidad de integrarse y asimilarse mientras están en el exilio, para que puedan tener la esperanza de un futuro saludable”.

Fuente: ambito.com

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar