Actualidad Finanzas Género Policiales

Quién es la primera mujer que gobernará Nueva York

A los 62 años Kathy Hochul,, es una política experimentada y demócrata de centro. Pero es una gran incógnita para los neoyorquinos.

Como vicegobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, lleva años en giras siendo la cara amable del gobierno, visitando remotas cafeterías y fábricas en cada uno de los 62 condados del estado para incontables ceremonias de inauguración y animados eventos cívicos.

Ahora, ante la renuncia del martes del gobernador Andrew Cuomo por denuncias de acoso sexual, su próxima parada será el Capitolio estatal en Albany.

Hochul se convertirá en la primera mujer que gobierna este estado de Estados Unidos una vez que entre en efecto la renuncia de Cuomo dentro de dos semanas.

«Como alguien que ha servido en todos los niveles del gobierno y es la siguiente en la línea de sucesión, estoy preparada para dirigir como la gobernadora 57 del estado de Nueva York», dijo el martes en un comunicado.

Kathy Hochul será la gobernante número 57. Foto Reuters
Kathy Hochul será la gobernante número 57. Foto Reuters

La demócrata centrista del occidente de Nueva York, ha trabajado a la sombra de Cuomo durante sus dos periodos en el puesto, pero la semana pasada se unió a otros políticos para denunciar al gobernador luego de que una investigación independiente concluyera que había acosado sexualmente a 11 mujeres durante su mandato.

«Les creo a estas valientes mujeres», escribió Hochul, quien calificó el comportamiento de Cuomo de «repulsivo e ilegal» en un comunicado del martes pasado.

Luego de que Cuomo anunciara su decisión de dimitir, Hochul dijo que era «lo correcto y lo mejor para los neoyorquinos».

Para muchos neoyorquinos, Hochul es una incógnita, al ocupar un puesto desde 2015 que es en su mayor parte ceremonial. En una tarde típica a finales de julio, anunció fondos para capacitación laboral en Utica, conversó sobre la manufactura en Rome e hizo una gira en el centro de Cazenovia con el alcalde del pequeño pueblo.

Andrew Cuomo en Nueva York. Foto Reuters
Andrew Cuomo en Nueva York. Foto Reuters

Para nada comparable con las presentaciones del determinadamente notorio Cuomo, quien realiza prácticamente todo su trabajo desde Albany y la ciudad de Nueva York, y cuyos informes diarios del coronavirus se convirtieron en eventos nacionales en lo álgido de la pandemia.

Pero a sus 62 años, Hochul es una política experimentada, quien ha participado en 11 campañas que la han llevado desde la junta de su pueblo hasta el Congreso, en donde representó a un distrito conservador del occidente de Nueva York tras una sorprendente victoria en el 2011 en una elección especial para ocupar una vacante en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Sin Cuomo

Las reacciones a la retirada del importante gobernador no tardaron en llegar, comenzando por la de la fiscal neoyorquina, Letitia James, que consideró que «se cierra un capítulo triste» pero se da «un paso importante hacia la justicia», agradeciendo las «contribuciones» de Cuomo y dando la bienvenida a Hochul.

La mayoría de quienes han dado la espalda al político destacaron el esfuerzo de las denunciantes, entre ellos la Casa Blanca, cuya portavoz, Jen Psaki, elogió a «las mujeres valientes que dieron un paso al frente y contaron sus historias (para permitir) la investigación» sobre el gobernador.

Psaki evitó adoptar un tono de celebración y se limitó a indicar que el presidente Biden había pedido ya hace una semana la dimisión de esa destacada figura de su partido, después de que se publicara el informe de la Fiscalía.

El alcalde de la Gran Manzana, Bill de Blasio, con quien Cuomo tenía una enemistad pública, también zanjó: «No se equivoquen, esto es el resultado de que supervivientes hayan contado valientemente sus historias. Ya era hora de que Andrew Cuomo dimitiera y es por el bien de todo Nueva York».

www.clarin.com

Opinar

Clic para opinar