Psicología

Lo dice la ciencia: el estrés y el insomnio te hacen envejecer

En épocas de malos hábitos, algunos inevitables como el estrés y el insomnio por la situación que se está viviendo. 

Uno de los factores externos que más envejecen es tomar sol, opinión que todos los dermatólogos comparten, y aseguran que un buen protector solar es un factor alto, sobre todo para el rostro, siendo señalado como el mejor remedio antiage. 

Además existen otros cuidados de la piel que aseguran tener un cutis radiante y luminoso, como por ejemplo evitar el tabaco, beber suficiente agua, y tener una dieta saludable y balanceada, 

Ahora la ciencia revela otros problemas que muchas personas ya venìan sufriendo pero se han potenciado en estos tiempo de pandemia que podría acelerar el envejecimiento: el insomnio. 

Un buen descanso no sólo ayuda a mantener un peso ideal, también nos ayuda a mantener un rostro terso y luminoso. Existen algunas técnicas para evitar las horas en las que no podemos dormir, podemos visitar un especialista y descubrir la causa de nuestro insomnio y tratarlo con las herramientas necesarias. 

Estrés otro amigo del envejecimiento

Los especialistas explican que el insomnio es un fenómeno que cada día cuenta con nuevos casos. La pandemia que estamos viviendo y el estrés que genera son los culpables a los que se apuntan: “Nuestro cuerpo está biológicamente preparado para movilizar todos sus recursos ante situaciones de alarma. Sin embargo, cuando la amenaza es tan poco precisa es muy probable que no nos sintamos capaces de afrontar los pensamientos intrusivos y catastrofistas”  reveló una psicóloga de Therapichat.

Además de levantarse de peor humor y con más hambre dormir mal también nos envejece más rápido “Se sabe que el estrés crónico puede dar lugar a una disfunción del sistema inmune, estrés oxidativo y daño del ADN, factores vinculados con el envejecimiento de la piel”, aseguran las especialistas, quienes añaden que “el estrés psicológico-crónico estimula el sistema nervioso autónomo, sistema renina-angiotensina, y el eje hipotalámico-pituitario-adrenal” afirman las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz. 

Además aseguran “el estrés psicológico-crónico estimula el sistema nervioso autónomo, sistema renina-angiotensina, y el eje hipotalámico-pituitario-adrenal. Las consecuencias de estas alteraciones son que el sistema inmune deja de funcionar correctamente así como un aumento de la producción de radicales libres y daño del ADN, que son contribuyentes conocidos al envejecimiento de la piel, aunque en los mecanismos aún no se han definido claramente”,

Algunos estudios han demostrado que dormir menos de cinco horas por noche se vincula con la aparición de más signos de envejecimiento y una reducción de la función barrera de la epidermis”

Fuente: parati.com.ar

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar