Actualidad Equidad de género Género

Irán y Corea del Sur: permiten nuevamente la presencia de mujeres iraníes en el fútbol

Después de dos años de prohibición, las autoridades iraníes han accedido a abrirles las puertas únicamente para el encuentro contra Corea del Sur.

Las mujeres iraníes podrán volver a las gradas de un campo de fútbol. Después de dos años de prohibición, tendrán la posibilidad de asistir en Teherán al partido clasificatorio para el Mundial de Irán contra Corea del Sur. Pero, de momento, únicamente para ese choque, según han anunciado las autoridades. “Se ha autorizado la presencia de mujeres para el partido entre Irán y Corea del Sur”, comunicó el pasado domingo el Club de Jóvenes Periodistas, una agencia vinculada a la televisión estatal. Las mujeres han tenido prohibida la entrada desde octubre de 2019, cuando la selección masculina de Irán se enfrentó a Camboya en también partido eliminatorio para el Mundial de 2022. Por esta única vez las mujeres iranís podrán entrar en un estadio para asistir a un partido de fútbol y apoyar a la selección masculina el próximo martes 12 de octubre ante Corea del Sur en la fase clasificatoria para el Mundial de Qatar 2022.

Este encuentro se jugará en el estadio Azadi de Teherán, el mismo que acogió por última vez a mujeres en las gradas. Fueron 3.500 las seguidoras que el 10 de octubre de 2019 presenciaron cómo la selección masculina iraní goleó por 14-0 a Camboya en la segunda ronda de esta misma fase clasificatoria para el Mundial 2022. 

La decisión de permitir la entrada de mujeres al estadio estuvo vinculada a un episodio que conmocionó a la opinión pública iraní: la trágica muerte en septiembre de 2019 de una niña, Sahar Khodayari, que se prendió fuego tras creer que había sido condenada a prisión por intentar entrar a un estadio.

Después de la Revolución Islámica de 1979, a las mujeres iranís se les negó el acceso a los estadios, oficialmente para protegerlas de la rudeza masculina.

Tímidos intentos de aperturismo

La FIFA presionó durante años para que Irán abriera sus estadios a las mujeres, pero hasta 2019 Teherán solo había permitido que un número limitado pudiera hacerlo en contadas ocasiones. Lo máximo fueron un millar de aficionadas en noviembre de 2018.

Ahora se espera que el partido del 12 de octubre marque el definitivo punto de inflexión para que las mujeres puedan entrar definitivamente con toda normalidad a un estadio para presenciar un partido de fútbol.

Vía: mundodeportivo.com

Sobre el autor

Sofía Moroz

Opinar

Clic para opinar