Recetas saludables Salud

Dieta Keto: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

Muchas personas acuden a la dieta Keto para lograr bajar de peso, pero este tipo de dieta también cuentan con ventajas y desventajas que debemos saber a la hora de aplicarla a nuestra alimentación

La dieta keto argentina es una alternativa bastante controvertida que además se hizo muy popular en estos últimos años y esto se debe a que también hay otras dietas que sirven para complementarla. Por eso, queremos darte más información de la misma para que sepas cuales son sus pro y contras.

Es verdad que muchos estudios confirmaron que la dieta keto es de gran ayuda para adelgazar pero no se trata de una dieta milagrosa, tampoco es que sea el método definitivo para conseguir perder peso. No es una opción que todas las personas puedan mantener a largo plazo, por eso antes de comenzar con la dieta keto es necesario saber exactamente en qué consiste.

La dieta keto argentina es uno de los términos mas populares hoy en día. Es una adaptación del termino dieta cetogénica o ketogenic diet en ingles. Se refiere a un tipo de alimentación, donde el objetivo principal es crear cuerpos cetónicos. Dichos cuerpos cetónicos son componentes metabólicos, que se producen en el organismo. Siendo esta una respuesta a las pocas reservas de energía.

La importancia de los alimentos

Los alimentos son es el combustible de todo el cuerpo, y la principal fuente de energía son los hidratos de carbono. Donde los músculos son los primeros que requieren de la concentración de glucosa dentro de la sangre. Si el nivel de glucemia es demasiado bajo, los músculos deberán acudir a las reservas de energía. Esto lo hacen con el fin de encontrar energía y esa energía proviene de los hidratos de carbono que están acumulados en el cuerpo. Pero cuando se acaban las reservas ocurre lo que se llama cetosis.

Cuando un cuerpo entra en la fase de cetosis a través de la dieta keto, los ácidos grasos tendrán que transformarse dentro del hígado. Todo en un procedimiento metabólico para tratar de obtener energía de forma rápida. Este es el momento cuando se liberan los cuerpos cetónicos, siendo estas moléculas que el organismo usará en ese momento como principal fuente de energía.

En resumen, la cetosis en la dieta keto viene siendo el estado donde el organismo se queda sin reservas de energía. Llevándolo a recurrir a las grasas, para así utilizarlas como combustible de forma inmediata. Especialmente para que los músculos puedan funcionar apropiadamente.

¿Cuáles son las desventajas de la dieta keto?

Entre las cuales se encuentra principalmente la poca cantidad de vitaminas que ofrece, al igual que de fibra y minerales. Una cosa como esta se debe a que se restringe el consumo de las frutas y de los vegetales, para así llegar al estado de cetosis, también que es muy frecuente que ocurra un estreñimiento, debido a que no se consumen frutas ni vegetales.

También se habla de la presencia de cansancio o de fatiga por la poca cantidad de hidratos que esta dieta ofrece como así también que es muy frecuente sufrir de mal aliento o de halitosis, ya que se producen los cuerpos cetogénicos.

Además, la dieta keto no se recomienda en caso de que las personas tengan problemas cardíacos o hepáticos. Ya que en ciertos casos se ha observado que llevar una alimentación de este tipo, provoca la aparición de arritmias.

Alimentos que se pueden consumir en una dieta keto

Con respecto a la dieta keto recetas, hay una variedad de alimentos que se pueden consumir y otros que no. Entre los alimentos que más se consumen se encuentran:

– Toda clase de carnes, incluyendo también las carnes rojas.

– Mariscos y pescados, sobre todo pescados azules.

– Huevos, especialmente la yema.

– Cualquier tipo de lácteos, de preferencia aquellos que contienen más grasa como en el caso de la nata, los quesos curados y las cremas. Limitando el consumo de la leche.

– Chocolate y cacao puro que no contenga azúcar.

– Frutos secos con grandes cantidades de grasa.

– Palta

– Coco y todos sus derivados.

– Semillas molidas o enteras como las de calabaza, girasol, lino, entre otras.

– Aceites vegetales.

– Cremas y cualquier clase de patés de vegetales o de frutos secos como en el caso de la mantequilla de maní o la de almendras.

Fuente: https://www.bioguia.com/

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar