Belleza Belleza Estética Imagen Maquillaje y cosmetología Moda y tendencias

Consejos para tener una piel radiante en invierno

El invierno se vino con todo. De repente temperaturas de 4º nos obligan a usar abrigos, gorros, guantes y bufandas. Nuestra piel es la que más sufre los embates del viento polar, así que acá te contamos todo lo que tenés que saber para cuidarla.

Por lo general, como la piel está más expuesta en verano, no le prestamos tanta atención en invierno. Y es fundamental hacerlo, porque las bajas temperaturas agreden mucho la piel. En esta nota , te contamos cuáles son los hábitos de cuidados diarios que tenés que tener en cuenta:

Tips para aplicar en todo el cuerpo

La médica dermatóloga Ligia Natalia No (M.N 110.482) nos revela qué cuidados necesita nuestra piel apenas nos levantamos:

  • Una vez por semana, pasá un cepillo en seco por todo el cuerpo antes del baño o ducha (con cuidado, de abajo hacia arriba, sin lastimar la piel). Esto favorece la eliminación de células muertas y la posterior absorción de cremas.
  • Conviene hacerse duchas cortas de 5 a 10 minutos pero con agua tibia, no súper caliente, utilizando jabones cremosos (no usar jabones de glicerina ni antibacteriales). Los syndets son sustitutos del jabón, que mantienen la piel hidratada pero no generan tanta espuma. Los jabones con avena son muy recomendados también.
  • Después del baño, secates con golpecitos de toalla. Tratá de no frotar la piel porque se irrita más y se altera la barrera cutánea.
  • Luego del baño, aplicá la crema hidratante o de tratamiento. En invierno, conviene que sean un poco más “pesadas” por su alto poder nutritivo e hidratante: cremas con vitamina A y E, con urea al 10%, con avena (descongestivas), antiage, etc..). Por suerte, el mercado tiene un amplio abanico de opciones de cremas de tratamiento.
  • Es conveniente aplicar las cremas dos veces al día: su función es dar un barrera cutánea íntegra para evite que se escame, se resquebraje o se rompa el manto de piel que nos protege.
  • Hay personas que tienen la piel muy seca y escamosa y son propensas a tener eczemas o irritaciones que vienen del exterior como por ejemplo, calzas, elásticos, jeans ajustados. El eczema pica mucho y si no se trata a tiempo puede aparecer una infección que luego deberá ser tratada con antibióticos. Bacterias, virus y hongos pueden aparecer en forma más frecuente en pieles muy secas o agrietadas, que también necesitaran un tratamiento.
  • En personas alérgicas, se sugiere usar ropa de algodón y clara. Tratar de evitar telas muy sintéticas en contacto directo con la piel.

Rutina básica para limpieza e hidratación del rostro

La Dra. Ligia No nos aclara que cada una debería tener su rutina personal para el cuidado de la piel de la cara, de acuerdo a la edad, tipo de piel. Por eso aconseja consultar con un dermatólogo. Sin embargo, hay rutinas básicas que podemos seguir si nos informamos correctamente:

  • Paso 1: Limpiá el rostro por la mañana con un gel o espuma de limpieza facial. El producto que elijas va a depender si tu piel es grasa, mixta, seca o hipersensible.
  • Paso 2: Aplicá un tónico o agua termal para refrescar.
  • Paso 3: Usá un serum con algún activo específico como vitamina C, ácido hialurónico, o retinol.
  • Paso 4: Aplicá una crema con prebióticos que son útiles para favorecer a la flora cutánea logrando que la piel se vea linda.
  • Paso 5: Usá pantalla solar facial de textura ligera, para evitar que aparezcan manchas cutáneas.

Labios sin grietas

Es muy común que los labios se paspen y se agrieten por efecto del frío. Para evitarlo conviene usar los bálsamos labiales para el día; para la noche, sugiero una opción muy buena y económica que es la vaselina sólida.

Manos cuidadas

En esta época de pandemia que nos estamos lavando las manos frecuentemente, usá agua tibia (no caliente). Por otro lado, tratá de evitar los jabones líquidos tipo detergentes y optá por los cremosos. Tené a mano un pote de crema, así la usás luego del lavado.

Otros aspectos a tener en cuenta

La Dra. Ligia No agrega: “Es una época en la cual se exacerban las lesiones cutáneas y es la peor época para las personas que padecen patologías en piel como por ejemplo, la rosácea debido a los bruscos cambios de temperatura: pasamos del calor al frío en breves lapsos de tiempo”.

El excesivo uso del barbijo provoca lo que hoy llamamos “maskne”: es el  acné causado por la fricción del barbijo y porque en esta zona la piel necesita también estar hidratada.

Los eczemas son súper frecuentes tanto en los chicos como en los adultos por la piel seca. En las personas mayores, pueden aparecer infecciones, por el rascado que produce la piel descamada ante la falta de cuidado y de humectación de la piel durante el invierno.

Por último, alimentarse bien con frutas y verduras y tomar mucha agua, es súper importante por las vitaminas y minerales esenciales que nuestro mayor órgano necesita.

Niños: cuidados especiales

En el caso de los más pequeños de la familia, su piel es mas fina y delicada. Son más propicios a contraer infecciones virales: pueden aparecer moluscos contagiosos y verrugas virales en zonas más expuestas. Deberíamos tener cuidado porque normalmente uno los deja en la bañera mucho tiempo, en baños de inmersión para que jueguen y se relajen; esto no es aconsejable todos los días. Lo más recomendable es hacerlo sólo una vez por semana.

Asimismo, conviene acostumbrar a los niños a que se pongan crema en el cuerpo cuando salen de la bañadera o ducha.

https://www.parati.com.ar/

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar