Actualidad Sociedad

Conmoción por la muerte de Isabel II: los cinco secretos que reveló la modista de la Reina

A los 96 años de edad y con 70 años en el reinado, este jueves 8 de septiembre se conoció la noticia del fallecimiento de la Reina Isabel II, algo que generó un impacto no solamente en el Reino Unido sino a nivel mundial.

Lo que comenzó como un trascendido terminó siendo confirmado por el mismo Palacio de Buckingham. Su reinado, el más longevo de la historia del país, duró 70 años y vio pasar a 15 primeros ministros desde Winston Churchill hasta Liz Truss.

La Casa Real había emitido un comunicado este jueves donde informaba que «después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica».

Desde las últimas horas, empezaron a darse a conocer distintos detalles, secretos y curiosidades sobre la figura máxima de Inglaterra. La modista de la reina Isabel II, Angela Kelly, reveló el «detrás de las cámaras» sobre sus años como modista oficial y amiga de la monarca en su libro «La otra cara de la moneda: la reina, la modista y el ropero». 

Éstas son algunas de las curiosidades más insólitas de la monarca: 

1. La reina tenía a alguien que se probaba sus zapatos

Angela Kelly viste a Isabel II desde 2002 y en su libro confirma que la monarca tenía un asistente real que se probaba todos los zapatos antes de que la reina los use, y que ella era la «cobarde» que lo hace. «La reina tiene muy poco tiempo para sí misma y no tiene tiempo para probarse sus propios zapatos, y como calzamos el mismo número, tiene más sentido de esta manera», escribía Kelly. 

2. Isabel II escogió la frase que pronunció junto a James Bond

Tan solo cinco minutos le llevó a la reina en aceptar la oferta de aparecer en un sketch junto al James Bond de Daniel Craig, para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. 

«La idea le divirtió mucho y aceptó de inmediato. Entonces le pregunté si le gustaría hablar. Sin dudarlo, Su Majestad respondió: »Por supuesto que debo decir algo. Después de todo, él vendrá a rescatarme»«, recuerda Kelly.

«Le pregunté si le gustaría decir: »Buenas tardes, James» o »Buenas noches, señor Bond», y ella eligió la segunda, conociendo las películas de Bond. En cuestión de minutos, estaba dándole las buenas noticias [al director Danny Boyle]. Creo que casi se cae de su silla cuando le dije que el único requisito de la reina era que ella pudiera pronunciar esa frase icónica de »Buenas noches, señor Bond»», reveló.

3. La aparición de la reina en Royal Ascot

Se trata de un evento que genera mucha expectativa en los británicos, principalmente por la aparición anual de Isabel II en la carrera de caballos Royal Ascot, en las afueras de Londres. Incluso, la gente hace apuestas sobre el color del sombrero que llevará la reina. 

Kelly dice que, al enterarse de tal apuesta, se reunió con el dueño de la casa de apuestas, Paddy Power. «Acordamos que las apuestas por el color del sombrero de la reina tuvieran una hora de cierre, para evitar cualquier trampa», contó.

4. Saludar a Michelle Obama con un abrazo fue un «instinto natural»

Los informes de que la reina «abandonó» el protocolo real cuando devolvió el abrazo de la ex primera dama de EE.UU. Michelle Obama, en 2009, están lejos de la realidad, señala Kelly. «En realidad, fue un instinto natural para la reina mostrar afecto y respeto por otra gran mujer, y realmente no hay un protocolo que deba cumplirse», escribió.

«Cuando se siente cariño […] realmente se trata de bondad humana y esto es algo que la reina siempre acogerá cálidamente. Cualquiera que esté cerca de su majestad no es una amenaza y ciertamente es de confianza», explicó en su libro. 

Michelle Obama escribió en sus memorias, Becoming («Mi historia»), que el abrazo ocurrió cuando ambas coincidieron en que un largo día con tacones las había dejado con dolor de pies. «(Éramos) dos mujeres cansadas oprimidas por nuestros zapatos», recordó.

5. El inusual secreto detrás de la prenda para los bautizos reales

Kelly revela cómo el «fuerte» té de Yorkshire ayudó a recrear una réplica de la túnica Honiton, el vestido de bautizo que usó la monarquía británica desde 1841, con el bautizo de la hija mayor de la reina Victoria, la princesa Victoria.

La réplica se usó por primera vez en 2008 para el bautizo de James, vizconde Severn, hijo del príncipe Eduardo y nieto de Isabel II. El príncipe Luis, hijo del príncipe William y la duquesa de Cambridge, usó la réplica del vestido de bautizo en 2018.

«Para asegurarnos de que se viera auténtica, la teñimos con té de Yorkshire (el más fuerte, como todos sabemos)», escribió Kelly sobre la prenda. «Colocamos cada pieza de encaje en un tazón pequeño, lleno de agua fría y una bolsita de té y lo dejamos durante unos cinco minutos, verificando regularmente hasta que el color quedara perfecto», detalló. 

Opinar

Clic para opinar