Consumo Curiosidades Ecología

Adiós a los tampones: una ley contra el plástico los vetó en Ciudad de México

.

En la capital mexicana se han prohibido los plásticos de un solo uso. Por eso, este producto ya no se consigue en los anaqueles de esa ciudad. Se sugiere usar copas menstruales.

Una medida radical: una ley contra el plástico vetó los tampones en Ciudad de México. Sucede que este producto tiene plásticos que, por obvias razones, no es reciclable. ¡Ha sido vetado!

LA PROHIBICIÓN DE PLÁSTICOS COMENZÓ A IMPLEMENTARSE EN ENERO DEL 2020

Primero, se eliminaron las bolsas de un solo uso. Paulatinamente, han eliminado otros productos: cubiertos, sorbete, etc. De esa manera, se espera aminorar la cantidad de desechos generados en Ciudad de México.

Hay que recordar que la capital mexicana es una ciudad muy poblada. Por eso, al minimizar la cantidad de plásticos de un solo uso, se logra aminorar el impacto de este material en el ambiente.

No obstante, en ocasiones estas medidas toman desprevenidas a las personas. Por ejemplo, parece que se pasó por alto que los tampones menstruales usan este material. Es así como se presentan esta situación.

SON 16 LAS ALCALDÍAS DONDE SE VETAN ESTOS PRODUCTOS

Estas 16 alcaldías conforman el gobierno estadal de la capital mexicana. Por eso, algunas personas salen de tales distritos para comprar este adminículo de higiene femenina. No obstante, su coste se ha incrementado.

No es la primera vez que se tiene noticias de semejante prohibición. Por ejemplo, Australia prohíbe los plásticos de un solo uso en 2021. Esta decisión ha sido aplaudida por ambientalistas de todo el planeta.

También en la ciudad de Sao Paulo se prohíbe el uso de objetos de plástico de un solo uso. De esa manera, son las dos ciudades más grandes y sobrepobladas de América Latina se unen en esta iniciativa.

Resta decir que tales lugares han tomado la delantera en protección del ambiente. Por eso, se enfrentan a situaciones inesperados. Tal es el caso de la gran capital mexicana, donde se necesita una alternativa ecológica a los tampones.

Con anterioridad, este producto de higiene femenina se hacía son cartones biodegradables. Quizás, sea hora de implementar otra vez esta opción. Asimismo, ya se ha mencionado el caso de la copa menstrual.

MEJOR QUE RECICLAR, ES EVITAR LOS PLÁSTICOS

Esta es una realidad a la que nos enfrentamos. Los mares, por ejemplo, están llenos de este material. Tiene el problema de que no es biodegradable, por lo que se convierte en un problema para todos los ecosistemas.

Es así como nos topamos con soluciones drásticas, como la prohibición del uso de este material. No obstante, es una medida necesaria. Ya el planeta está en grave situación de contaminación. ¡Algo imposible de ignorar!

¿Se debe repetir esta prohibición en otras ciudades? La respuesta es afirmativa. No obstante, hay que tener en cuenta las medidas necesarias para sustituir los productos manufacturados en plástico.

Fuente: bioguia.com

Sobre el autor

Sofía Moroz

Opinar

Clic para opinar