fbpx

Deportes Fitness

13 beneficios de hacer ejercicio por la mañana

Si bien no existe una respuesta única para todos, los entrenamientos matutinos tienen algunas ventajas.

Cuando se trata de ejercicio, el mejor momento del día para realizar una sesión de entrenamiento es aquel que puede hacer de manera constante. Todos son diferentes. El momento “adecuado” depende de factores como su preferencia, estilo de vida y cuerpo.

Si bien no existe una respuesta única para todos, los entrenamientos matutinos tienen algunos beneficios. Veamos los beneficios potenciales de una sesión de ejercicio temprana.

Menos distracciones

Los entrenamientos matutinos suelen significar que eres menos propenso a las distracciones. Cuando se despierta por primera vez, no ha comenzado a abordar la lista de tareas del día. También es menos probable que reciba llamadas telefónicas, mensajes de texto y correos electrónicos.

Con menos distracciones, es más probable que continúe con su entrenamiento.

Adiós al calor

En el verano, hacer ejercicio por la mañana se sentirá más cómodo, ya que la parte más calurosa del día es de 10 a.m. a 3 p.m. Se recomienda evitar el ejercicio al aire libre durante este tiempo.

Si prefiere las actividades al aire libre, es mejor hacer ejercicio temprano en la mañana, especialmente en los días muy calurosos.

Elecciones de alimentos más saludables

Un entrenamiento temprano en la mañana podría marcar la pauta para un día más saludable.

En un estudio de 2018 publicado en International Journal of ObesityTrusted Source, 2680 estudiantes universitarios completaron un programa de ejercicio de 15 semanas. Cada semana incluía tres sesiones de cardio de 30 minutos.

A los estudiantes no se les pidió que cambiaran sus patrones de alimentación. Sin embargo, quienes se apegaron al programa eligieron alimentos más saludables, como comer menos carnes rojas y alimentos fritos.

Si bien el estudio no evaluó cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio, los hallazgos muestran cómo el ejercicio puede inspirar una alimentación más saludable. Hacer ejercicio temprano puede alentarlo a tomar decisiones más saludables durante el día.

Mayor estado de alerta

Un entrenamiento matutino puede adaptarse mejor a las fluctuaciones hormonales de su cuerpo. El cortisol es una hormona que lo mantiene despierto y alerta. A menudo se le llama hormona del estrés, pero solo causa problemas cuando hay demasiada o muy poca.

Normalmente, el cortisol aumenta por la mañana y desciende por la noche. Alcanza su pico alrededor de las 8 a.m. Si tiene un ritmo circadiano saludable, su cuerpo podría estar más preparado para hacer ejercicio en este momento.

Más energía en general

El ejercicio regular es excelente para aumentar la energía y reducir la fatiga. Cuando hace ejercicio, el oxígeno y los nutrientes viajan a su corazón y pulmones. Esto mejora su sistema cardiovascular y resistencia general.

Si hace ejercicio temprano, puede sentirse con más energía durante el día.

Mejor enfoque

La actividad física también mejora el enfoque y la concentración, independientemente de cuándo lo haga. Pero si tiene problemas para concentrarse durante el día, un entrenamiento matutino podría ser el boleto.

Un estudio de 2019 publicado en el British Journal of Sports Medicine encontró que el ejercicio matutino mejora la atención, el aprendizaje visual y la toma de decisiones.

En el estudio, los participantes completaron una ronda de 8 horas al día de estar sentado de manera prolongada con y sin una caminata matutina de 30 minutos en la cinta. Algunos días, también tomaban descansos para caminar de 3 minutos cada 30 minutos.

Los días con ejercicio matutino se asociaron con una mejor cognición a lo largo del día, especialmente cuando se combinan con descansos regulares.

Mejor estado de ánimo

La actividad física es un remedio natural para el estrés. Durante el ejercicio, su cerebro produce más endorfinas, los neurotransmisores que hacen que se “sienta bien” detrás de la euforia de un corredor. También funciona como una distracción de los pensamientos ansiosos.

El ejercicio matutino es una excelente manera de comenzar el día con una nota positiva. También sentirá una sensación de logro, lo que le dará una perspectiva optimista para el día.

Apoya la pérdida de peso

Los entrenamientos tempranos pueden ser los mejores para perder peso, según un pequeño estudio de 2015 publicado en EBioMedicineTrusted Source.

En el estudio, 10 hombres jóvenes se ejercitaron por la mañana, por la tarde y por la noche en sesiones separadas. Los investigadores encontraron que la quema de grasa durante 24 horas era más alta cuando se ejercitaban por la mañana antes del desayuno.

Si está buscando perder peso, el ejercicio matutino puede ayudar.

Control del apetito

En general, el ejercicio ayuda a regular el apetito al reducir la grelina, la hormona del hambre. También aumenta las hormonas de la saciedad, como el péptido YY y el péptido 1 similar al glucagón.

Sin embargo, hacer ejercicio por la mañana puede controlar aún más su apetito.

En un estudio de 2012 publicado en Medicine & Science in Sports & ExerciseTrusted Source, 35 mujeres caminaron en una cinta de correr durante 45 minutos por la mañana. A continuación, los investigadores midieron las ondas cerebrales de las mujeres mientras veían fotos de flores (el control) y comida.

Una semana después, se repitió el proceso sin ejercicio matutino. Los investigadores encontraron que los cerebros de las mujeres tenían una respuesta más fuerte a las fotos de alimentos cuando no hacían ejercicio por la mañana.

Esto sugiere que los entrenamientos matutinos pueden mejorar la forma en que su cerebro responde a las señales de comida.

Mayor actividad general

Las ventajas de un entrenamiento temprano no terminan por la mañana. Según el mismo estudio de 2012 publicado en Medicine & Science in Sports & ExerciseTrusted Source, el ejercicio matutino se asocia con más movimiento durante el día.

Después de caminar durante 45 minutos por la mañana, los participantes mostraron un aumento en la actividad física durante las siguientes 24 horas.

Si está tratando de llevar un estilo de vida más activo, el ejercicio matutino puede ayudarlo.

Control de glucosa en sangre

La actividad física es una parte importante del manejo de la diabetes tipo 1 pero para las personas con este tipo de afección,  ejercitarse puede ser un desafío. El ejercicio presenta el riesgo de hipoglucemia o niveles bajos de glucosa en sangre.

Un estudio de 2015 publicado en el Journal of Diabetes Science and Technology Trust Source encontró que el ejercicio matutino reduce ese riesgo. En el estudio, 35 adultos con diabetes tipo 1  realizaron dos sesiones separadas de ejercicios en la caminadora por la mañana y por la tarde.

En comparación con las sesiones de la tarde, los entrenamientos matutinos presentaron un menor riesgo de eventos hipoglucémicos después de la actividad.

Los investigadores creen que el cortisol puede estar en juego. Además de aumentar el estado de alerta, el cortisol también ayuda a controlar el azúcar en sangre. Los niveles más bajos, que ocurren más tarde en el día, podrían facilitar el desarrollo de hipoglucemia.

Control de la presión arterial

La actividad física es una de las mejores formas de controlar la hipertensión de forma natural. Pero según un pequeño estudio de 2014 publicado en Vascular Health and Risk ManagementTrusted Source, hacer ejercicio por la mañana puede ser la mejor medida.

Durante tres sesiones separadas, 20 adultos prehipertensos se ejercitaron en una cinta de correr a las 7 a.m., 1 p.m. y 7 p.m. Los participantes también usaron un dispositivo médico para monitorear la respuesta de su presión arterial.

Los investigadores encontraron que los cambios de presión arterial más favorables ocurrieron en los días de entrenamiento a las 7 a.m.

Sueño mejorado

Hacer ejercicio temprano puede ser justo lo que necesita para descansar bien por la noche. El mismo estudio de 2014 en Vascular Health and Risk Management Trust Source demostró que los adultos dormían mejor los días que hacían ejercicio a las 7 a.m.

Después del entrenamiento matutino, los participantes pasaron más tiempo en sueño profundo y experimentaron menos despertares nocturnos. También les tomó menos tiempo quedarse dormidos.

Hacer ejercicio al aire libre por la mañana ofrece aún más ventajas relacionadas con el sueño. La exposición a la luz temprano en el día puede ayudar a aumentar los niveles de melatonina durante la noche.

¿Deberías comer antes?

Si bien hacer ejercicio antes del desayuno tiene algunos beneficios, es importante estabilizar el azúcar en sangre antes de hacer ejercicio. De lo contrario, su cuerpo tendrá dificultades para realizar su entrenamiento.

Antes del ejercicio matutino, coma una comida ligera rica en carbohidratos y proteínas. Estos nutrientes proporcionarán energía y prepararán sus músculos para el ejercicio. Coma estos alimentos de una a tres horas antes de hacer ejercicio. Es posible que deba experimentar para ver cuál es la mejor hora para usted.

Después del ejercicio, deberá reponer las reservas de carbohidratos y proteínas de su cuerpo. Dentro de los 15 minutos de ejercicio, disfrute de una comida después del entrenamiento, como batido con proteína en polvo y fruta. Y no olvide beber mucha agua antes, durante y después de su entrenamiento.

Consejos para empezar

Con tiempo y paciencia, puede comenzar su propia rutina de ejercicios matutinos. A continuación, le indicamos cómo hacerlo realidad:

  • Duerma bien. Un buen descanso es fundamental para levantarse temprano. Intente dormir de siete a ocho horas.
  • Ajuste gradualmente su tiempo de entrenamiento. En lugar de saltar a un entrenamiento de las 6 a.m., mueva lentamente su tiempo de entrenamiento cada vez más temprano.
  • Prepara tu equipo de entrenamiento. Antes de irse a la cama, prepare su ropa de gimnasia, zapatillas y otras necesidades de entrenamiento.
  • Prepara el desayuno con anticipación. Prepare una comida energizante antes del entrenamiento la noche anterior.
  • Busque a un compañero de entrenamiento. Hacer planes con un amigo es una excelente manera de responsabilizarse.
  • Haga ejercicio que le guste. Pruebe nuevos ejercicios y vea lo que más le gusta. Cuando realmente disfruta de un entrenamiento, será más fácil levantarse de la cama.

AGENCIAS: AGENCIAS

Sobre el autor

Patricia Uzcátegui

Patricia Uzcátegui

Comunicadora Social y Locutora. Si pudiera elegir seria #lamujermaravilla

Opinar

Clic para opinar