fbpx

Marketing

Elsa Serrano, la mujer con más de cuatro décadas en el mundo de la moda

Elsa Serrano, de 73 años, murió anoche durante un incendio en su departamento de Maipú al 900, en el barrio de Retiro. La diseñadora de moda vivía sola y se encontraba en el inmueble cuando ocurrió el desperfecto técnico que provocó la tragedia.

“Decidí no fabricar más. Lo que ven acá es lo último que tengo para vender y recibo a las clientas con turno cuando me llaman para algo puntual. Pero le di de baja la empresa, me hice monotributista, porque si algo tuve en mi vida es que hice todo legal siempre. Cuando teníamos la maison yo defendía mucho a los trabajadores, a las modistas que venían en horas extras, a la gente de la oficina. Siempre le decía a mi ex marido: ‘Hay que aumentarles’. Y él me respondía: ‘Vos sos Evita’”, contaba entre risas.

Elsa Serrano dijo “basta”. Ella, que vistió a las personalidades más célebres de la Argentina (de Mirtha Legrand a Susana Giménez, de Amalia Lacroze de Fortabat a Norma Aleandro). La misma que viajó por el mundo como modista oficial de dos primeras damas, María Lorenza Barreneche, la esposa de Raúl Alfonsín, y Zulemita Menem. La mujer que, con sus creaciones, trazó un concepto estético de lo que el imaginario colectivo recuerda como los años ’90 en la Argentina. La que tuvo una impactante maison donde recibía a sus clientas famosas y entró en quiebra durante la crisis de 2001.

Alejada de aquellos momentos de brillo y alta exposición, dijo “basta”. Entonces su nombre, siempre asociado a una colección, al glamour noventoso y la noche, a tailleurs o a vestidos de novia volvió a ser eso: la identidad de una mujer con más de cuatro décadas de trabajo.La emoción de Elsa Serrano al recordar el cierre de su impactante maison de la calle Mansilla, que fue rematada en 2001 (Nicolás Aboaf)La emoción de Elsa Serrano al recordar el cierre de su impactante maison de la calle Mansilla, que fue rematada en 2001 (Nicolás Aboaf)

“Primero estuvo Gino (Bogani). Yo empecé en el 75 y (Roberto) Giordano en el 73. Era una época en la que no éramos tantos en este mundo. Por supuesto que había boutiques, pero no éramos muchos. Ahora hay muchos, son tantos que ni yo los conozco”, señaló la diseñadora, que llegó a la Argentina con toda su familia desde Italia cuando tenía 9 años.

“Vengo de Calabria. En la intendencia de mi pueblo me quieren mucho, justamente me llamaron la semana pasada porque me dieron un premio. Siempre dicen ‘los dos más importantes del mundo son Gianni Versace y Elsa Serrano’. Nosotros no somos del mismo pueblo pero sí de Calabria”, aclaró.Elsa Serrano en su atelier de Palermo Chico. En sus 43 años de trayectoria vistió a grandes personalidades de la Argentina y del exterior, como Gina Lollobrigida, Sofia Loren y la bailarina rusa Maya Plisetskaya (Nicolás Aboaf)Elsa Serrano en su atelier de Palermo Chico. En sus 43 años de trayectoria vistió a grandes personalidades de la Argentina y del exterior, como Gina Lollobrigida, Sofia Loren y la bailarina rusa Maya Plisetskaya (Nicolás Aboaf)

Las últimas creaciones de Elsa Serrano, que decidió no volver a producir en grandes cantidades (Nicolás Aboaf)Las últimas creaciones de Elsa Serrano, que decidió no volver a producir en grandes cantidades (Nicolás Aboaf)

La alianza entre el empresario textil y la diseñadora rindió sus frutos. El suceso fue tal que, de un pequeño lugar pasaron, con los años, a tener un espacio enorme en el Barrio Norte porteño, en la calle Mansilla.

“Nos mudamos a un lugar en la calle Salguero hasta que llegamos al monstruo de Mansilla. Era un emblema, era único. ¡Lo tiró el Banco Nación abajo! Pero no importa, de las cosas feas no me gusta acordarme. Ahí estuvimos veintipico de años”, recordó emocionada, mientras algunas lágrimas caen de sus ojos.El atelier de Elsa Serrano (Nicolás Aboaf)El atelier de Elsa Serrano (Nicolás Aboaf)

Los años ochenta fueron el comienzo del gran imperio de Elsa Serrano, que además de diseñar ropa pret a porter pensada para las mujeres argentinas, comenzó a expandirse. Tanto que llegó a vestir a estrellas internacionales que pasaban por Buenos Aires.

“A Joan Collins yo le hacía los tailleurs, también usaba los enteritos míos que ahora les dicen monos. También vestí a Gina LollobrigidaSofía LorenCatherine DeneuveMaya Plisetskaya”, completó.

Poco después la modista comenzó a ser convocada para un rol muy especial: vestir a la esposa de Raúl Alfonsín y a las mujeres de varios funcionarios de su gobierno.Como diseñadora oficial de las primeras damas María Lorenza Barreneche y Zulemita Menem, Serrano viajó por el mundo (Nicolás Aboaf)Como diseñadora oficial de las primeras damas María Lorenza Barreneche y Zulemita Menem, Serrano viajó por el mundo (Nicolás Aboaf)

Aquellos primeros años tras el regreso a la democracia resultaron una explosión en la vida de la creadora. Entre otras cosas, diseñó el vestido que Norma Aleandro usó en la entrega de los premios Oscar cuando ganó la película argentina La historia oficial.

Después llegarían dos bodas muy recordadas: en 1988 la de Susana Giménez con Huberto Roviralta y, un año después, la de Claudia Villafañe y Diego Maradona.El vestido de Susana Giménez para su boda con Huberto Roviralta fue una creación de Elsa Serrano (Revista La Semana)El vestido de Susana Giménez para su boda con Huberto Roviralta fue una creación de Elsa Serrano (Revista La Semana)

“Yo a Susana la vestí doce años para la tele y para su vida. Y también a la mamá y a la hija. Para mí Roviralta era un señor.Yo iba mucho al canal. Un día me dice ‘me caso’. Esto sería el 20 de noviembre y yo me tenía que ir a Europa a buscar unas telas para unas árabes. Le hice el vestido y ella vino después y se lo probó para ponerle el cierre. La enagua era de encaje francés. Ese vestido creo que lo copió el país”, apuntó orgullosa.

Un año después, llegaría la recordada boda de Maradona en el Luna Park.Los atuendos de Claudia Villafañe y Diego Maradona en su boda también fueron diseño de Elsa SerranoLos atuendos de Claudia Villafañe y Diego Maradona en su boda también fueron diseño de Elsa Serrano

Los años ’90 la encontrarían a Elsa Serrano en la cumbre. Por eso, cuando fue convocada para trabajar junto a Zulemita Menem, quien desde la separación de sus padres ofició de primera dama, de inmediato aceptó el desafío.El cortocircuito por los vestidos de Zulemita Menem, en los medios de los ’90 (Revista Noticias – Gentileza Archivo Tea y Deportea)El cortocircuito por los vestidos de Zulemita Menem, en los medios de los ’90 (Revista Noticias – Gentileza Archivo Tea y Deportea)

Los tiempos de esplendor y viajes por el mundo se terminaron en 2001, cuando la empresa de Elsa Serrano quebró. Poco después, la mujer a la que los medios de la época llamaron “la modista del poder” se divorció de su segundo marido.

-¿Extraña algo de los ’90? ¿Cómo los ve hoy? -No, nada. Esos años me quitaron mucho de la vivencia de mis hijas. Yo trabajaba mucho, me quedaba hasta cualquier hora, o sin dormir o viajaba. Pensándolo ahora digo: “Cuántas cosas me perdí de mis hijas o de mi primer nieto”. Después yo me conformo. Yo soy canceriana así que todo lo veo positivo.

Fuente: infobae.com

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar