fbpx

Recomendados Netflix

Recomendados Netflix: Divines

El primer largometraje de la francesa Houda BenyaminaDivines, ha arrasado con crítica y premios alrededor del mundo, además se ha ganado el corazón de un público sediento de nuevas historias y de nuevos protagonistas

Divines

Dounia (Oulaya Amamra) y Maimouna (Déborah Lukumuena).

El género es complejo. Por un lado es una película de “coming of age”, ese momento entre la adolescencia y la adultez donde la historia traza una línea imaginaria entre ambas etapas, casi siempre a través de un hecho trascendental en la vida del protagonista. Por otro, Divines es una historia de amistad femenina: dos niñas creciendo juntas en un “banlieue” (término francés con el que se le denomina a los suburbios) de París y todo lo que eso implica. Finalmente, este es también un thriller que explora la vida de gueto de la capital francesa. Crecer rodeado de violencia y pobreza, y saber que no hay forma de escapar. 

Oulaya Amamra, la hermana menor de la directora que también hace con esta cinta su debut cinematográfico, interpreta a Dounia. Hija de una alcohólica dispuesta a tener sexo con quien se lo proponga y habitante del “barrio roma” del banlieu, zona sin agua o luz, su vida gira en torno a su deseo de tener dinero y a su amistad con Maimouna (Déborah Lukumuena). La cinta abre conambas amigas en snapchat, riendo en momentos random, un vistazo a ese lenguaje común que se forma entre quienes comparten cada momento. En mitad de la vida en la periferia, ambas son el solaz de la otra, y queda claro desde el minuto uno. 

Como lo pide el género, las cosas se complican, pero no con un evento que llega, sino con toda una vida que explota. Dounia está cansada de la pobreza y de la hipocrecía. Una escena memorable la muestra torturando hasta las lágrimas a una de sus profesoras, presa de la rabia de estar aprendiendo un oficio que no la sacará de la pobreza de la forma espectacular en la que sueña. Cuando la maestra le pregunta qué planea hacer, la adolescente adopta pose de gangster y solo responde “Money, money, money”.

Es así como termina involucrándose con Rebecca (Jisca Kalvanda), traficante local y experta en mantener a sus trabajadores en regla con una mezcla de abuso y manipulación digna de un gurú y su culto. Además, a la mezcla se suma Djigui (Kevin Mischel), bailarín que soporta los prejuicios sobre hombres y danza, y que como Dounia tiene grandes sueños y quiere salir del lugar donde está. La atracción entre ambos tiene una suavidad que contrasta con el ambiente que habitan. 

Esta es una historia violenta y también es la narrativa de dos niñas descubriendo el mundo. Otro punto a resaltar es la cualidad femenina de toda la narrativa. El filme no escatima en capturar la rudeza de la realidad, pero lo hace siempre a través de la mirada de las protagonistas, sin jamás victimizar o reducir.

Finalmente, es necesario resaltar el casting del filme. No hay performance que no sea exactamente lo que la película precisa y el grupo de actores disfruta de una química perfecta. Se ve entre Keving Mischel y Oulaya Amamra, pero especialmene entre Oulaya y Déborah Lukumuena, cuya relación de mejores amigas en la pantalla tiene la firme tangibilidad de la realidad. Incluso Jisca Kalvanda, cuyo personaje nos mantiene esperando peligro, mantiene una fluidez perfecta con “amigas” y “enemigas”. 

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.