Salud

¿Qué hacer para motivarte cuando te sientas cansada o deprimida?

Aunque muchas veces en estas situaciones parezca casi imposible encontrar una percepción positiva de las cosas hay que tener muy en claro que siempre la podemos hallar.

La depresión y la ansiedad se han convertido en males tan comunes en la actualidad que es difícil identificarlos. Por eso, siempre que sientas que puedes padecerlos, acude con un experto, sin embargo, además de lo que te diga, es importante que intentes salir adelante por tu cuenta. Encontrar la motivación para hacer cualquier cosa al sentirte mal a veces parece imposible, sin embargo, hay algunas cosas que te pueden ayudar.

Entiende lo que sucede

Una de las cosas más importantes es no bloquearte, intentar no pensar en que tienes depresión o ansiedad puede acentuar el problema. Lo mejor es intentar entender qué es lo que sucede, tal vez así puedes llegar a la raíz del problema. A veces puede ser molesto, pero sin dudad es mejor enfrentar el problema que huir de él.

Medita

Las técnicas de meditación te pueden ayudar a perder parte de la ansiedad que te paraliza. También hará que la depresión sea algo más fácil de combatir, te dará herramientas para entenderla y combatirla. Recuerda que no se trata de un estado mental, es una enfermedad, pero estas técnicas ayudan más de lo que imaginas.

Camina

Lo mejor es que te ejercites, que des pequeños pasos para formar una rutina de ejercicio o que salgas a correr. Sin embargo, a veces eso necesita de mucha motivación, por lo que caminar puede ser la respuesta perfecta para iniciar el movimiento. Camina cerca de tu casa, ve a lugares turísticos o simplemente busca una ruta que sea segura y camina sin rumbo fijo mientras escuchas tu música favorita.

Deja las redes sociales

La vida virtual puede ser buena y ayudarnos, así cómo simplificar nuestra vida. Pero cuando comienza a ser más importante que nuestra vida real, cuando la usamos para ver la vida de los demás y criticar la nuestra, es señal de que algo no está bien. Lo mejor es alejarte de ella, la ansiedad que sufrirás por no revisar tus redes es menor que la ansiedad que te provoca verla cada día.

Cuida tu alimentación

Nuestra alimentación está íntimamente ligada a nuestro bienestar mental. Cuando sufrimos de depresión o ansiedad es fácil dejarnos llevar por comida reconfortante que terminan por incrementar el nivel de malestar mental. Intenta comer saludable, pero si no es tan fácil, por lo menos evita en gran parte azúcares y alcohol, que tienen fuertes propiedades adictivas.

Mucha gente con depresión y ansiedad son completamente funcionales, incluso parecen motivadas, mucho más que el resto. Sin embargo, siempre hay luchas internas que debemos ganar para seguir un día más. Vivir con bienestar físico y mental son los primeros pasos para deshacernos de ellas y realmente alcanzar la felicidad.

 

Fuente: La Bioguia 

 

 

Opinar

Clic para opinar