fbpx

Actualidad Food & Drinks

¿Qué es el ramén y por qué está de moda?

Cuando está fresco o frío a todos nos gusta es comer cosas calentitas, ¿verdad? Hasta hace bien poco, la gastronomía japonesa era totalmente desconocida y exótica para todos, pero a pesar de que mucha gente piensa que en Japón se come sushi a diario, no es del todo así. ¡Hay otro plato estrella perfecto para el invierno y que está triunfando! ¡Es el ramen! ¿Te suena?

Lo podemos ver no sólo en los menúes de muchos restaurantes, sino que, cada vez, más locales se especializan en este maravilloso plato caliente. ¿Conoces la clave de su éxito y su secreto?

Sabores japoneses y chinos en un mismo plato

Empezamos diciéndote que el ramen no es un plato de creación puramente japonesa, es más bien una receta de cocina fusión con el país chino y su adaptación a distintas tradiciones. Se prepara con fideos de trigo de tipo chino, que podrás encontrar hoy en otros restaurantes asiáticos o en muchos supermercados especializados.

El primer gran contacto de los japoneses con la cocina china llegó a partir de mediados del siglo XIX, cuando el país nipón abrió sus fronteras al resto del mundo y empezaron a llegar viajeros, comerciantes y emigrantes de otras culturas. La sopa china de fideos se haría popular porque era nutritiva, sabrosa y muy económica.

El ramen pronto empezaría a extenderse por Japón tanto en locales como en puestos callejeros de venta o ‘yatai’. Además, aparecieron distintas variedades y especialidades ya que cada región le ha dado su toque especial. Al principio era una simple sopa de fideos (‘Shina-Soba o Chuka-soba’), pero ahora el término está más que definido.

El secreto: un buen caldo

La gran característica que define al ramen japonés, y que lo diferencia de la sopa china, está en el caldo. ¡Es el gran secreto de su éxito! Es la base, el alma de un buen ramen, lo que define el plato y marca su calidad.

Cada chef aporta su toque especial y se toma muy en serio la preparación de un caldo realmente sabroso y reconfortante, y su elaboración requiere dedicarle tiempo, sin prisas. ¿Estás preparada para ponerte con ello?

Resulta curioso pensar que el ramen apenas lleva más de un siglo en Japón, siendo hoy uno de los platos más cotidianos y populares de todo el país. Se prepara en las casas familiares, hay miles de versiones instantáneas y es una comida habitual para el día a día, sobre todo en los puestos callejeros. También hay restaurantes de ramen famosos con recetas secretas y su presencia en la cultura popular es constante. ¡El ramen ha conquistado el mundo entero!

¿Qué tipos de caldo predominan en el ramen?

  • Tonkotsu. Es un caldo con huesos de cerdo y, por eso, no es el más sencillo. Se debe a que requiere una cocción meticulosa y su caldo es gelatinoso, espeso, de color blanquecino y sabroso.
  • Shio. Es un caldo casi transparente, elaborado con huesos de pollo. Es uno de los más ligeros.
  • Miso. Al típico caldo de pollo y verduras le añadirás pasta de miso o soja fermentada.
  • Shoyu. En este caldo no puede faltar la salsa de soja y normalmente lleva caldo de ave y verduras. ¡Oscuro y muy aromático!

¿Qué lleva un buen ramen?

Aunque la receta es laboriosa, no es muy complicada. El ramen no es más que un cuenco de sopa de fideos de trigo preparado con un caldo muy aromático y acompañado de distintos ingredientes. ¡Son como toppings! Se van añadiendo ingredientes como si fuera un helado con extras.

Puede ser una sopa fría o cliente. ¡Seguro que en invierno te gustará más la segunda opción! Lleva carne, pescado o puede ser vegetariana. Picante o con más dulce… Lo habitual es preparar por un lado el caldo, servirlo en cuencos con fideos y lo coronamos con el resto de componentes.

La esencia de la sopa es el ‘Tare’, una especie de salsa muy concentrada de sabor que se coloca normalmente en el fondo del cuenco antes de añadir el caldo. ¿Salsa de soja, miso, sake o mirin? Cualquiera de estas potenciará el sabor de tu ramen.

En cuanto a los fideos, todos se elaboran con harina de trigo y tendrás que elegirla concienzudamente para que combine de la mejor forma con el caldo y el resto de ingredientes. Los hay más gruesos o más finos, más o menos curvos, etc. Pueden llevar huevo y se elaboran con ‘kansui’, agua carbonatada que le da elasticidad y ese color amarillento tan típico.

¡Acaba el plato a base de ‘toppings’!

Combinar un poco de todo. Esto hace que hagas un buen ramen. No hay reglas sobre los ingredientes que coronan y acompañan los fideos en esta sopa. Hay especialidades típicas según las regiones y recetas de autor con creaciones exclusivas de cada chef o local.

Son populares la carne de cerdo o ‘chashu’, asado y loncheado, panceta, carne picada, langostinos, cangrejo, moluscos varios, algas, setas, bambú, huevo cocido o crudo, cebolleta… Y está el famoso ‘kamaboko’, un pastel de pescado loncheado, blanco y rosa.

¡Toca aderezarlo un poco! Añade otros ingredientes, como salsa de soja, curry, pasta de ajo, semillas de sésamo, especias ‘togarashi’, pimienta sancho, mantequilla, bonito seco en copos, aceites aromatizados, etc.

Fuente: The Chef Mouse ( https://www.chefmouse.store/ )

Sobre el autor

woman

woman

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.