Turismo

Porqué hay que vivir en París algunos años… o para siempre

Cierto, París  no tiene precisamente una reputación de ciudad acogedora pero algo de razón tendrá Ernest Hemingway cuando escribió en París era una fiesta: “Si tienes la suerte de haber vivido en París de joven, luego París te acompañará, vayas donde vayas, todo el resto de tu vida”.

Son miles los motivos para vivir en la ciudad de la luz y quedarse atrapado unos años, ahí van algunos.

Su arquitectura

Nada como vivir el sueño parisino en un bonito apartamento haussmaniano con el trío más deseado chimenea, molduras y parquet antiguo, a poder ser punta Hungría.

Te sentirás como en una revista de decoración francesa en la que cualquier mueble que elijas quedará magnifique.

Sus quesos

Hay más de mil variedades diferentes y todos exquisitos, para probarlos en su totalidad no hay mejor excusa que quedarse una larga temporada en la ciudad del amor, y del fromage.

Degusta un pedacito en alguna de las queserías mas apetecibles de París o déjate llevar por la carta del nuevo restaurante-fromagerie Beau et Fort, pensada por Pierre Gay, Meilleur Ouvrier de France.

Entre sus suculentos quesos propone un T​rap​p​e ​d’Echourgnac a base de leche de vaca con aroma de licor de nueces de la abadía Notre-Dame de Bonne-Espérance; un sabroso Brillat​-​Savarin triple crème de Bourgogne, considerado como el foie gras de los quesos, o un suave Margalet, realizado con leche de oveja de l’Aveyron.

Sus cines

París conserva numerosas salas de cine con mucho charmeque atraen a cinéfilos y otros espectadores en busca del romanticismo parisino.

Así asistirás al legendario Louxor, o a entrañables salas independientes donde proyectan grandes filmes en blanco y negro como Le ChristineLe Grand Action o Le Champo, uno de los más reputados del Quartier Latin que frecuentaban los estudiantes de la Sorbonne.

Resultado de imagen para cine luxor paris

Otra opción es el Cinéma du Panthéon, activo desde 1907 en el que destaca su elegante salón de estilo vintage con sofás de cuero y su sala mítica en la que cada butaca lleva una placa con el nombre de un director.

Además durante los meses estivales, gozarás bajo las estrellas de las más que apetecibles proyecciones de verano al aire libre.

Su pan

Sus panes son incomparables, delicadamente crujientes por fuera con el punto perfecto de esponjosidad en su interior. Entre los pains más demandados destacan latradition, artesanal de estilo rústico y la famosabaguette con la que además preparan sus sencillos pero deliciosos bocadillos como el clásico jambon-beurre.

 

 

 

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

2 comentarios

Clic para opinar