fbpx

Actualidad Belleza Estética Fashion Moda y tendencias Sociedad

Madonna cumple 61 años

Excentricidades, anécdotas y su relación con la Argentina. Desde sus comienzos, la Reina del Pop trasciende los estereotipos y rompe todos los moldes. Historias que revelan aspectos no tan conocidos de una de las artistas más importantes de las últimas cuatro décadas.

Madonna Louise Verónica Ciccone nació el 16 de agosto de 1958. A los cinco años, su mamá falleció y quedó bajo el cuidado de su papá un hombre bueno pero estricto y conservador.

En el secundario Madonna ya comenzó a distinguirse. No solo era uno de los mejores promedios, también una de las chicas más “populares”. Dotada naturalmente para la danza se ganó una beca para estudiar en la Universidad de Michigan.

En el año 1977 con solo 19 años, apenas 35 dólares en el bolsillo y la desaprobación de su padre se mudó a Nueva York para comenzar su carrera artística. Los comienzos fueron duros trabajaba de moza, estudiaba danza contemporánea y participaba en dos bandas: Breakfast club y Emmy.

Su estilo musical era tan impactante que el productor musical Mark Kamins la ayudó a lanzar Everybody, pero fue con su segundo álbum Like a Virgin, en 1984, que su carrera despegó hasta convertirla en la Reina del Pop. Hoy existen muchas princesas pero el reinado sigue siendo suyo. Reina, pero humana al fin, algunas de sus manías y anécdotas trascendieron.

Madonna encabezó diez giras musicales, por lo que subir a un escenario no tendría que representarle ningún problema. Sin embargo, en una entrevista aseguró que aunque no siente miedo de actuar, sí se siente vulnerable. Por eso, reconoció que muchas veces en medio de un concierto tiene que darle la espalda al público y respirar profundo mientras se repite “esto es algo pasajero”.

Además de sus manías varias veces trascendieron sus pedidos para cuando sale de gira. Exige tener en su camarín por lo menos 20 líneas de teléfono internacional y que esté repleto de lirios y rosas blancas Pero las flores además de ser frescas deben tener sus tallos cortados a 15,24 centímetros (seis pulgadas) En los últimos años además ordena comida vegana es decir con ningún componente de origen animal o derivados de productos animales como huevos o lácteos. En diversas ocasiones también pidió que los muebles del cuarto de hotel donde se hospeda sean reemplazados por los propios. La vajilla que usa debe ser de cristal o porcelana.

De todos los pedidos que hace Madonna para sus giras y presentaciones, sin duda el más curioso es su orden de destruir los inodoros que usa en cada hotel donde se hospeda. La razón no es tan ilógica: quiere evitar que algún fanático obsesionado o que se “pasa de vivo” lo venda o subaste para obtener cinco minutos de fama y bastante dinero.

El despliegue físico de Madonna en el escenario siempre fue admirable, lo mismo que sus piernas que permanecen impecables superada la barrera de los 60. Es famosa su disciplina para entrenar, rutina que no disminuye con los años. Según contó Craig Smith, su entrenador durante los últimos años, entrena seis de los siete días de la semana con rutinas que incluyen barra, yoga, artes marciales, boxeo, además de flexiones y trabajo abdominal.

Para mantener su cuerpo casi en el mismo estado que cuando tenía 20 años, además realiza seis comidas diarias, tres con porciones pequeñas y tres principales un poco más abundantes. Bebe mucho jugo y su favorito es el de sandía. También come barritas de proteínas orgánicas, frutas, verduras y granos como la quinoa.

La última vez que Madonna pisó estas tierras fue en 2012. Vino con una comitiva de 200 personas y trajo 700 piezas de vestuario para los 22 bailarines que la acompañaban. También, 24 guitarras, 90 parlantes y cuatro micrófonos de oro. En el hotel que se hospedó tuvieron que armarle un gimnasio en su habitación con aparatos importados para ese momento. Otro de sus pedidos provocó asombro y cierto enojo: ningún empleado la podía mirar a los ojos y mucho menos hablarle. Pese a algunos deseos extravagantes y ciertos inconvenientes (un corte de energía de una hora causado por sus propios generadores antes de iniciar el show en Córdoba y una gripe persistente) la artista volvió a deslumbrar.

En el 2016 cuando recibió el premio a la Mujer del Año en la gala Billboard pronunció un discurso contundente: “Cuando sos mujer se te permite ser linda y sexy. Pero no parezcas inteligente y finalmente, no envejezcas. Porque envejecer es un pecado. Vas a ser criticada y denigrada y definitivamente  no te van a pasar en la radio”.

Quizá para la industria y muchos mortales envejecer sea un pecado, pero con sus 61 años recién cumplidos Madonna demuestra que envejecer también puede ser una decisión.

Fuente: infobae

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.