fbpx

Historia Sociedad

La historia de las mujeres que participaron en la misión Apolo 11

JoAnn Morgan, Frances “Poppy” Northcutt y Margaret Hamilton desempeñaron un rol fundamental en la llegada del hombre a la Luna. Además, el rol de otras tantas expertas que formaron parte de la carrera espacial

JoAnn Morgan fue la única mujer en el centro de control de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy el 16 de julio de 1969. Estuvo allí durante el despegue de Apolo 11. La ingeniera tenía 28 años y, desde su rol, debía controlar los sistemas en la plataforma de lanzamiento. Entre otras cuestiones, estaba a cargo de verificar que los sistemas de televisión y de comunicación con la nave no sufrieran interferencias para que la comunicación con el vehículo no se viera alterada.

Antes de retirarse, en 2003, Morgan pasó por diferentes puestos de liderazgo en los programas espaciales de la NASA.

De las 400 mil personas trabajando en las misiones Apolo, un porcentaje menor eran mujeres

En aquellos tiempos, el mandato social decía que las mujeres debían cuidar del hogar mientras los hombres trabajaban. Eran pocas las que se insertaban en el mercado laboral y cuando lo hacían. Aún así, algunas lograban vencer los estereotipos, se capacitaban y asistían la universidad.

Katherine Johnson es una de ellas. Fue una matemática y física brillante que en los años 60 calculó la trayectoria de los cohetes en los programas espaciales Mercurio. También desempeñó un rol clave en la misión Apolo 11, que desembocó en el primer alunizaje.

Los cálculos de Katherine Johnson fueron fundamentales en las primers misiones espaciales de la NASA

Se las llamaba “computadoras”. Eventualmente, cuando llegaron las máquinas de IBM, muchas de ellas se adaptaron a los nuevos desafíos de la época y estudiaron el lenguaje de las computadoras para programarlas y manejarlas.

Frances “Poppy” Northcutt también fue una de esas mujeres llamadas computadoras. Durante las misiones Apolo 8, Apolo 11 y Apolo 13, Northcutt estuvo en una sala de apoyo especial a la cual los directores de la sala de control de la misión general podían recurrir en caso de problemas. Ella era la única mujer trabajando en ese equipo. La única mujer ingeniera realizando tareas operativas en la sala de control para esas misiones. En la época de Apolo 11 tenía 25 años.

Frances Northcutt fue la primera ingeniera en trabajar en el Control de la Misión de la NASA durante el Apolo 8.

 Tenían una cámara para grabar sus movimientos. Los hombres la observaban como si fuera una rareza. “Había mucho sexismo, pero menos de lo que experimentaban la mayoría de las mujeres”.

Northcutt dejó la NASA y se volcó a la abogacía.
.

 “Si alguien me hubiera hablado sobre ‘acoso sexual’ ni siquiera hubiera sabido lo que significaba la terminología, ni dónde reportarlo, ni hubiera habido una persona a quien reportarlo. Hubo grandes cambios en ese período de tiempo”, reflexionó Northcutt.

La discriminación también se experimentaba a nivel salarial. Cuando se enteró que sus compañeros hombres en la NASA recibían un pago por las horas extras trabajadas y ella no, enseguida alzó la voz. Y el 26 de agosto de 1970 se tomó el día para participar de una huelga de mujeres por lograr derechos igualitarios. 

Margaret Hamilton, matemática e ingeniera de sistemas, dirigió el equipo del MIT que desarrolló el software que utilizó la computadora a bordo de Apolo 11. El software sirvió para hacer cálculos durante la misión y contaba con un sistema de detección de errores. Si se registraba alguna eventualidad, el sistema podía alertar a los astronautas.

Hamiton junto a los códigos de programación que se usaron en el software de la computadora AGC que se utilizó en la misión Apolo 11.

Hamilton  recibió, el 22 de noviembre de 2016, la Medalla Presidencial de la Libertad, de manos del entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama, por su trabajo en la NASA durante las misiones Apolo.(Shutterstock)

“Si el ordenador no hubiera reconocido este problema y llevado a cabo la acción de recuperación, dudo que el Apolo 11 hubiera logrado su aterrizaje exitoso en la Luna”, analizó.

En 1986, Hamilton creó su propio centro de tecnología y desarrollo de software que lleva su nombre Hamilton Technologies. El 22 de noviembre de 2016, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad, de manos del entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama, por su trabajo en la NASA durante las misiones Apolo. Hamilton es conocida también por ser la primera ingeniera de software. O mejor dicho: la primera en ser reconocida con ese término.

Fuente: infobae

Sobre el autor

Cecilia Acevedo

Cecilia Acevedo

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.