fbpx

Belleza

¿Hombres o mujeres? Este estudio revela quién elige mejor en Tinder

Antes importaba la verborrea, el estilo a la hora de vestir o hasta los movimientos de baile. Hoy, con deslizar el dedo hacia la derecha es suficiente. Internet ha cambiado para siempre la forma en la ligamos y comenzamos una relación. Aplicaciones como Tinder, con sus más de 57 millones de usuarios activos, se ha convertido en el gran centro internacional del cortejo y su relevancia científica se antoja irrefutable. Como muestra de ello, la revista Psychology Today ha publicado los resultados del último estudio que intenta arrojar luz sobre cómo nos comportamos a la hora de hacer swipe, es decir, deslizar el dedo a la derecha o izquierda en señal de aprobación o desaprobación afectiva. En España lo hicimos cerca de unas 10.000 millones de veces solo en 2017. ¿Qué dice de nosotros?

<

El estudio conducido por el doctor Martin Graff, Jefe de Investigación en Psicología de la Universidad del Sur de Gales, contó con 80 participantes. 56 solteros y 24 con pareja, clasificados teniendo en cuenta diferentes escalones de atractivo físico. La primera conclusión a la que llegaron sus responsables fue la certificación de que los hombres dan más ‘Me gusta’ en comparación con las mujeres. Según afirman, estos datos concuerdan con las últimas hipótesis de psicología evolucionaria: “los varones pueden ser menos selectivos en su búsqueda de una pareja porque invierten menos tiempo y ponen menos cosas en riesgo que las mujeres. Por ejemplo, con respecto a la descendencia”.

La experiencia profesional de la psicóloga y sexóloga Silvia Sanzcorrobora esta certeza. “Creo que son más selectivas porque quizá exista una mayor proporción de mujeres que buscan un objetivo diferente más allá de un encuentro esporádico y tienen en cuenta otros factores. Educaciones y cerebros diferentes hacen que tengamos conductas y patrones distintos ante la selección de una potencial pareja”. Ana Belén Rodríguez, psicóloga y sexóloga del Centro CEES, suma un punto de vista de naturaleza biológica a estos hechos: “las hembras en todas las especies eligen al mejor macho para asegurar una buena descendencia. ¿No habrá cierta predisposición en ellas a escoger el mejor perfil?”.

Tinder

Solo en 2017 hicimos más de 10.000 millones de ‘swipes’ en España.

Por otro lado, la investigación también aportó luz sobre la influencia del físico en nuestra capacidad de elección. Las mujeres aprobaron un mayor número de imágenes en las que aparecían físicos atractivos, mientras que los hombres aceptaron un número similar de fotos tanto en las más como en las menos agraciadas. Esto parece desmontar el mito clásico de que ellos son más superficiales que ellas. “Las mujeres se fijan en más detalles de la fotografía: la ropa, el escenario… Hay que pensar que la información en ese primer impacto de la foto tampoco es muy extensa. A la hora de tomar la decisión de iniciar el contacto con una persona esta imagen lo determina en gran medida”, apunta Sanz.

Otra hipótesis reprobada por la Universidad del Sur de Gales es aquella que sugiere que en estas aplicaciones los varones son más proclives a las relaciones esporádicas basadas en el sexo y, por tanto, su tiempo de decisión a la hora de dar un ‘Me gusta’ es más corto que el de ellas. En esta investigación ocurrió todo lo contrario, fueron los hombres quienes más se lo pensaron antes de deslizar el dedo. También hay que tener en cuenta a la hora de valorar las conclusiones la juventud de los encuestados –alrededor de los 21 años–, siendo este estrato social el más promiscuo en estas plataformas según los expertos. “Nuestros resultados sugieren que, respecto a las citas online, los varones en comparación con las mujeres se toman más tiempo en tomar decisiones menos prudentes”, concluye el doctor Graff.

Si hemos sido prudentes o no a la hora de elegir un potencial candidato a compañero sentimental en Tinder solo podrá decirlo el futuro, pero ya hay existen investigaciones, como esta de la Universidad de Viena, que afirman que las parejas que se conocen a través de Internet tienen más posibilidades de ser compatibles que aquellas que lo hacen en persona y que la transición hacia el matrimonio es más rápida. Rodríguez es escéptica a este respecto: “El éxito de una relación no depende del medio en el que ha conocido una pareja. Lo que predice el funcionamiento de una relación son otros muchos factores como compartir el mismo ideal de pareja, valores y objetivos comunes, respeto y comunicación…”. Sanz se suma a esta idea: “El futuro de las relaciones no está basado en cómo se han encontrado, sino en otros aspectos como cuidar la comunicación, la tolerancia, la paciencia, la capacidad de dar amor o la generosidad”. Para encontrar a nuestra pareja ideal, hace falta mucho más que la destreza para hacer swipe.

Fuente: www.smoda.elpais.com

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar