Curiosidades Psicología Training

¡Hacé estos ejercicios para mejorar tu humor!

Young Woman Sits in the Back of a Convertible, Her Arms in the Air, Laughing With Joy

Ya está comprobado que hacer actividad física hace bien no solo al cuerpo sino también al espíritu. Si estás atravesando por un momento difícil y te sientes agobiado, intenta practicar alguno de estos deportes. ¡Verás las cosas con mayor claridad luego de ellos!

Al entrenar, el cuerpo libera endorfinas, es decir, sustancias naturales que nos hacen sentir mejor (las mismas que se liberan cuando comemos chocolate o hacemos el amor). Por lo tanto, el ejercicio en sí mismo ya mejora el ánimo.

Pero de entre todos los ejercicios que se pueden hacer, algunos tienen un plus agregado. Eso los convierte en los perfectos ejercicios para mejorar el humor y combatir problemas emocionales, como la depresión o la ansiedad.

Sal a caminar o a dar un paseo

Algo tranquilo para empezar. Aunque no lo creas, dar un paseo es un gran ejercicio.

Caminar es un ejercicio aeróbico, que activa el sistema circulatorio, oxigena el cuerpo y tonifica los músculos (especialmente de las piernas y glúteos). Pero además, el sencillo acto de caminar es un gran aliado para mejorar el ánimo.

Ya de por sí, salir de tu casa y tomar aire fresco te ayuda a despejar la mente. Además, puedes elegir un camino agradable, y conectarte con las cosas que te gustan. Es una buena manera de relajarse y tomarse un momento de reflexión.

Sal a correr

Si caminar te parece poco, pero sigues queriendo hacer un ejercicio sencillo y gratis, ¡sal a correr!
Trotando, tu sistema circulatorio se convertirá en la carretera de las endorfinas. ¡Circularán por tu cuerpo a toda marcha!

Tanto así que hasta podrás experimentar la fiebre del corredor. “Psicológicamente, los corredores pueden experimentar euforia, una sensación de invencibilidad, un menor estado de incomodidad o dolor e incluso una pérdida de sentido del tiempo mientras corren”, explica el experto en el tema, Jesse Pittsley.

Incluso muchos artistas corren para inspirarse. Así que ya sabes, si necesitas un shot de endorfinas, salir a trotar es una buena idea.

Haz yoga

El yoga es, quizá, el ejercicio perfecto si lo que se busca es equilibrar al mismo tiempo el cuerpo y la mente. Las posiciones físicas del yoga trabajando músculos y articulaciones, pero al mismo tiempo se combina con autorreflexión y la meditación. Además, la respiración consciente juega un papel fundamental en este ejercicio, y es una gran medicina para aquietar la mente. Ayuda a mantenerse en el presente, y restaurar el equilibrio interno.

Date un chapuzón o haz natación

Sumergirse completo dentro de una pileta (o de cualquier porción de agua) parece limpiar de un sopetón todos los problemas. Además, la natación es un excelente ejercicio de bajo impacto, beneficioso para todo el cuerpo.

En cuanto a lo emocional, el hecho de estar moviéndote en el agua permite que te concentres en la respiración, los movimientos y en el dejarse fluir. Eso, sumado a los movimientos repetitivos, permite que la mente se aleje de a poco de los factores estresantes del afuera. Incluso, se ha comprobado que la natación es muy beneficiosa para las personas con ansiedad.

Baila o aprende un estilo nuevo

¡Bailar también es un ejercicio! Al moverte al ritmo de la música, todo tu cuerpo se está ejercitando. Según un estudio publicado en el Journal of Physiological Anthropology, bailar es tan útil para el aumento de la potencia aeróbica como el ciclismo.

Pero además, el movimiento sumado a la música son excelentes fuentes de alegría ya que el baile contribuye a la regulación de los niveles de serotonina y dopamina, neurotrasmisores claves para no caer en depresión.

Haz entrenamiento muscular

Los entrenamientos de fuerza son, como todos los anteriores grandes liberadores de endorfinas. Pero hay más. Cuando haces entrenamiento muscular de fuerza, tienes una sensación de logro enorme. El agotamiento físico no se reproduce en tu mente. Al contrario. La sensación de haber hecho un buen trabajo es tan satisfactoria que te sentirás de lujo.

Además, tu fuerza física seguramente se traduzca en un enorme poder espiritual.

 

Fuente: La Bioguia 

 

Opinar

Clic para opinar