fbpx

Sociedad

Frases que me dijo mi padre y que me han hecho mejor persona

Una de las sensaciones más comunes de los padres es el síndrome del saco roto. De qué hablamos. Te pasas su infancia y su adolescencia intentando transmitir unos valores, expresando ideas y frases que a ti te parecen muy profundas y relevantes para su formación. Y qué hace tu vástago. Parece que te escucha, asiente, pero tienes la sensación de que le entra por una oreja y le sale por la otra. Ahí está el saco roto. Pero no seamos ingenuos. A veces es así. También ocurre que en muchas ocasiones les decimos cosas que son absolutamente prescindibles. Pero hay otras que sí le sirven, que su cerebro las archiva y las sacan de allí durante su vida.

Ahora que llega el Día del Padre (16 de Junio) hemos preguntado a gente anónima y revistado entrevistas con famosos para que nos cuenten esas frases que les dijo su padre y que les han servido para ser mejores personas.

– “Siempre recordaré está frase que me dijo mi padre: ‘Los pequeños cambios son poderosos” (Lidia, 21 años, estudiante).

– “Si tengo que asociar una frase a mi padre es: ‘Trabajo duro, éxito seguro”(Guillermo, historiador, 33 años).

– “De mi padre aprendí que una persona no es necesariamente mala solo porque no esté de acuerdo contigo. Eso y que si crees en algo, mejor que estés preparado para defenderlo”( Hillary Clinton candidata a las elecciones presidenciales de Estados Unidos derrotada por Donald Trump).

– “Soy muy afortunada de tener un hombre tan asombroso como padre. Le agradezco que me haya enseñado a trabajar duro y a reír aún más fuerte” (Kate Upton,modelo y actriz)

Zöe Kravitz abraza a su padre Lenny Kravitz, el hombre que le enseñó a mantenerse fiel a sí misma por encima de todas las cosas.
Zöe Kravitz abraza a su padre Lenny Kravitz, el hombre que le enseñó a mantenerse fiel a sí misma por encima de todas las cosas. Foto: Getty

– “Fue muy importante para mi ir con mi padre a la última manifestación feminista del 8 de marzo. Mi madre se fue con sus amigas y yo me quede con él. Hubo un momento que todo el mundo gritó: ‘Manolo, hazte la cena tú solo’. Él también lo gritó. Ver a mi padre asumir el machismo de la sociedad fue muy valioso para mí” (Lucía, 18 años, estudiante).

– “Mi padre solía decirme que nunca es demasiado tarde para hacer cualquier cosa que quieras hacer. Él decía: ‘Nunca sabes lo que puedes lograr hasta que lo intentas” (Michael Jordan) considerado el mejor jugador de todos los tiempos).

– “Mi padre me dijo que la fama es solo fama. Algo que viene y va. Me avisó de que la fama no puede definir quién eres” (Nicole Richie,hija del musico Lionel Richie)

– “Mi padre me animó a viajar, leer, ver cine, empaparme de cultura. Siempre me decía: ‘No te preocupes, si es para cultura siempre tendremos dinero”(Victor, publicista, 34 años).

– “De mi padre aprendí que la vida creativa no puede limitarse al papel por el que fuiste más conocido, eso está hecho, es el pasado”( Jenifer Grey ,protagonista de Dirty Dancing.)

 “Todavía vivía con mis padres y me había dejado mi novio. Lloraba por las esquinas y se ve que los tenía preocupados. Una mañana, al ir a ducharme, me encuentro medio folio pegado en espejo: ‘Cariño: te informo de que cuando ya te habías acostado dieron la noticia de que ha muerto el escritor Cabrera Infante. También quiero decirte que te acuerdes de lo que te dice tu padre, ahora eres yunque, pero algún día serás martillo. Vuelve a sonreír, hija mía” (María, periodista, 40 años).

– “Una cosa en la que mi padre siempre insistió fue en que me valiese por mí mismo, que me sacase yo solo las castañas del fuego. Mi padre era muy íntegro, y eso ha influido en cómo intento educar yo a mis hijos” (Brad Pitt,estrella de Hollywood)

– “Fue sobre todo mi padre el que me ayudó a superar los malos momentos. Él también había pasado por malos momentos, tras crecer con un padre alcohólico. De alguna manera desarrolló un sentido del humor que usó para sobrellevarlo y que, de paso, me ayudó a mí, cuando había problemas. Cuando los niños se reían de mi audífono, mi padre decía que les dijese: ‘Es un chicle que se me ha pegado a la oreja, ¿queréis un poco?” (Marlee Matlin,actriz sorda que ganó un Oscar)

– “Mi padre me ha dado muchos consejos malos y muchos buenos, pero un hito fue cuando al poco de salir del armario en casa (que fue tarde) pillé unos condilomas y de alguna forma se enteraron mis padres. De alguna forma no: me tuvieron que operar para extirparlos. Mi madre me echó varias broncas. Mi padre solo me dijo: ‘Enrique, me parece bien que te acuestes con hombres, pero eso no quiere decir que te acuestes con cualquiera” (Enrique, informático, 42 años).

– “De mi padre aprendí a trabajar duro, a respetar a las madres y la espiritualidad. Desde niños aprendimos a tratar bien a los mayores y a respetar a nuestras madres y nuestros padres. Eso es lo que aprendí de él como padre, a tratar bien a la gente” (Ziggy Marley ,hijo de Bob Marley)

– “En 2014 me escribieron de una agencia de publicidad para hacer el cartel de la campaña de Arias Cañete a las europeas. Yo tenía dudas de si hacer un cartel para el PP, pensaba que me iba a dejar de hablar la gente. Le pregunté a mi padre, porque es la persona más de izquierdas que conozco. Me dijo que el trabajo y la ideología no tenían que ir juntos. Que el trabajo es el trabajo. Una lección de tolerancia. Eso sí, me pidió que si me cogían (al final no me lo encargaron a mí) se lo enseñara en primicia para echar unas risas” (Pablo, ilustrador, 36 años).

– “Mi padre me dio un gran consejo: ‘Di siempre la verdad. Puede que no tengas muchos amigos, pero nunca tendrás enemigos, porque la gente siempre sabrá que eres auténtica” (Pink,estrella de Rock)

Jaden Smith, hijo del actor Will Smith, aún recuerda cuando su padre le aconsejó que se dejara de novias a los 15 años.
Jaden Smith, hijo del actor Will Smith, aún recuerda cuando su padre le aconsejó que se dejara de novias a los 15 años. Foto: Getty

– “Cuando era adolescente mi padre apenas me castigaba y pocas veces me decía ‘no’ (solo se negó a los tatuajes). Él prefería confiar en mí. Eso llamaba mucho la atención a mis amigas y todas me decían que tenía un padre guay. Cuando empecé a hacer cosas realmente malas, mi padre se decepcionaba mucho y me lo decía. Con el tiempo me di cuenta de que requiere mucho amor y valentía confiar en un hijo adolescente y dejarle hacer. Y, por mi parte, que es mucho más fácil enfrentarse a una reprimenda que romper la confianza con tu padre” (Sonia, periodista de 37 años).

– “No me he llevado muy bien con mi padre. Igual soy injusto, pero creo que no se ha ocupado de mí lo suficiente. También porque él estaba todo el día trabajando. Hasta que tuve a mi hija… Su entrega, generosa, sin límites y llena de cariño hacia su nieta me ha terminado reconciliando con él” (Juan, abogado).

– “El amor por Camarón de la Isla. Recuerdo aquellos viajes en coche, de seis y siete horas para recorrer 400 kilómetros. Mis hermanos y yo queríamos escuchar a Tequila, los Bee Gees, Miguel Bosé… Y los ponía en aquel reproductor de casetes del coche. Pero en un momento dado ponía a Camarón. Todos protestábamos, incluso mi madre… No entendíamos eso que nosotros consideramos ‘gritos’. Muchos años después, cuando ya tenía 30 y me había independizado, cogí aquellas viejas cintas de Camarón y comprendí todo lo que decía mi padre” (Miguel, economista).

– “Mi padre me dijo: ‘Camina a tu propio ritmo’. Sí, es un cliché, pero esta industria del cine y la música puede ser muy crítica y es muy fácil llevarte a cambiar según lo que sea guay en cada momento. Mi padre ha sido siempre fiel a sí mismo y eso me ha llevado a mí a hacer lo mismo” (Zöe Kravitz, actriz e hija de la estrella del rock Lenny Kravitz).

– “Estábamos viendo una escena de una película en la que un capitán daba la mano a un dictador que era expulsado del país. Mi padre dijo: ‘Yo nunca le habría dado la mano’. Se me quedó grabado. Años después, por motivos profesionales, estaba en una charla en la que participaba un exmilitar de una dictadura en un país latinoamericano. Al final del acto, quiso estrechar la mano de los asistentes. Me acordé de mi padre y di un pasó atrás. No le estreché la mano” (Azahara, 36 años, guionista).

– “Desde que tengo uso de razón mi padre me ha dicho: ‘Si no sabes mejorar el silencio, quédate callado’. Al principio no lo entendía y de adolescente lo encontraba cruel, pero ahora entiendo que hay mucha sabiduría en esa frase. Porque sí, efectivamente, a veces estamos mejor callados” (Lorena, 28 años, productora audiovisual).

– “Aprendí a valorar todo lo que me rodea con esta frase de mi padre: ‘Como bien decía aquel sabio, que soñar con lo mejor no te lleve a despreciar la certeza de lo bueno’. Me parece muy acertada y me gustaría transmitírselo a mis hijos si algún día los tengo” (Macarena, 31 años, periodista).

– “Cuando vivía con mis padres e iba a la universidad, mi padre acostumbraba a aporrear la puerta de mi cuarto a las siete de la mañana gritando: ‘¡Arriba ya! Si eres buena para salir hasta las 5 de la mañana, también lo eres para levantarte a las 7 y trabajar’. En esos momentos pensaba que todo lo que hacía mi padre lo hacía para incordiarme. Hoy valoro que me enseñara a acarrear con las consecuencias de mis acciones” (Belén, 30 años, odontóloga).

– Tendría 6 o 7 años. Ese día en clase de gimnasia había que hacer la voltereta sobre una colchoneta. Nos poníamos en fila y te iba tocando por turnos. Yo nunca era capaz de hacerla y me quedaba con la cabeza clavada sobre la colchoneta. Llegué a casa muy triste. Después de comer se lo conté a mi padre. Él se iba a trabajar. Y antes de irse cogió el colchón de mi cama, le quitó sábanas y colchas y lo llevó al salón. Me dijo: Me voy ahora, llego a las 8. Inténtalo una y otra vez toda la tarde. Seguro que lo consigues”. Y eso hice. Hasta que me salió una vez, y otra, y otra. Y me di cuenta de que había aprendido. Lo recuerdo como una revelación que me hizo muy feliz: hasta las cosas más difíciles se pueden conseguir si lo intentas mucho. Ahora parece algo obvio, pero en aquel momento yo nunca lo había pensado así… ¡y me pareció la bomba! (Ana, 37 años, periodista).

– “Además de ser el actor más carismático que ha tenido este país, me enseñó a disfrutar de la vida y de cada momento” (el actor Rodolfo Sancho, recordando a su padre, el también actor Sancho Gracia, en un homenaje en 2015

Fuente: www.elpais.com

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.