fbpx

Actualidad Ecosustentabilidad

Formas fáciles de vivir de manera más sustentable

Muchas veces, ahorrar dinero y ser más sustentable van de la mano. Sin embargo, algunas cosas cuestan un poco más de dinero y uno tiene que aprender dónde ahorrar, dónde derrochar y cuándo un costo inicial sería beneficioso a largo plazo. Es por esto que te compartimos unos tips que no sólo te ayudarán a vos, sino también tu alrededor.

Reducir el desperdicio: Compramos botellas plásticas de agua, productos de papel, nuestra comida es envasada, café elegante, lo que sea, probablemente lo tiramos. La mayoría de las veces podemos usar artículos reutilizables. ¡Además, mientras menos basura hagas, con menos frecuencia vas a tener que sacarla! ¿Quién no ama eso?

Comprá pañales reutilizables y toallitas para bebé. ¡Tu billetera también te lo va a agradecer! ¿El agua de tu hogar no es muy limpia? Podés conseguir un sistema purificador de agua y rellenar un recipiente reutilizable en vez de comprar nuevas botellas de plástico.

Evitar el plástico tanto como sea posible: el plástico no es un recurso renovable ni es bueno para nosotros. Hacer tu propia comida desde cero es una gran manera de evitarlo. Mientras menos alimentos procesados ​​compres, menos plástico usarás.

Reciclar: aunque parezca obvio, hay muchas personas que no lo hacen. Si donde vivís no se hacen recogidas de reciclaje, siempre está lo opción de llevar las cosas al centro de reciclaje local.

Comida de verdad: podés armar tu propia huerta o comprar en el mercado de agricultores frutas, verduras, carnes, huevos, productos lácteos y granos locales siempre que sea posible. Esto reduce los costos de transporte y hará que ingieras alimentos más frescos y nutritivos. Limite la cantidad de alimentos procesados tenga en cuenta la opción de cocinar en grandes cantidades y freezar tanto como sea posible.

Reducir el uso de combustibles fósiles: limitar el plástico ayuda, pero ¿qué te parece la idea de reducir la cantidad de combustible también? Tratar de hacer un viaje a la tienda en tu camino a casa del trabajo, o ir solo dos veces al mes, ir al trabajo, caminar hasta el el parque o los lugares cercanos.

También podés encontrar nuevas formas de ahorrar dinero en las facturas del hogar: Cambiar todos los focos de luz por otros más eficientes, asegurarte de no dejar las luces prendidas, tender la ropa en vez de meterla en el secarropas, poner burletes en las ventanas y puertas para que no entre frío, usar una estufa de leña, etc.

Comenzar un botiquín herbal: aprender a sanar naturalmente ayuda a ahorrar dinero (especialmente cuando cultiva hierbas por su cuenta).

Aprender a hacer productos caseros: podés empezar por hacer tus propios productos para el cuidado de la piel, maquillaje, productos de limpieza, jabón, sampoo, lo que sea, probablemente puedas hacerlo tú mismo. ¡Ahorrarás dinero y podrás evitar los químicos dañinos!

 

 

Fuente: A blossoming life