Decoracion Hogar

Está demostrado: el orden en casa nos lleva a la felicidad

Un informe confirma que a la mayoría de las personas tener un hogar armónico les pone de buen humor.

“La verdadera vida comienza después de poner tu casa en orden”, afirma la consultora en decoración japonesa Marie Kondo. El cambio de la ropa en los armarios por temporada, los estantes bien alineados, los cajones cerrados o la cocina recogida, son actos comunes que deberían instalarse como hábitos en el ámbito doméstico. Mejorar el entorno, es mejorar también nuestro estado de ánimo.

Ya en el siglo III A.C. comenzó a intuirse que el orden facilitaba la vida cotidiana. Fue Zenodoto, el responsable de la afamada Biblioteca de Alejandría, el que inventó el orden alfabético para clasificar los libros. A partir de aquí, la historia le dio la razón.

De hecho, según el Estudio en torno a las actitudes de la población española ante la decoración del hogar realizado por IKERFEL, tener una casa ordenada, en opinión del 88% de los consultados, permite estar de mejor humor, más incluso que tener una vida estable, según el 86%. Porque llegar a tu domicilio tras una jornada de trabajo y no ver ropa sobre la cama, no tener los libros apilados sobre la mesilla de noche, los juguetes de los niños en medio del salón e, incluso, unos cojines desgastados o descoloridos, también puede crear situaciones de desánimo o estrés. Según ese mismo estudio, el 93% de los encuestados, cree que tener tu casa en orden permite ahorrar tiempo.

Recibir visitas en tu domicilio puede resultar incluso vergonzante si somos conocedores de nuestro caos doméstico. Y al revés, dejarse caer en una casa cuidada, pulcra y armónica provoca un efecto positivo en nuestros invitados. Existen en el mercado soluciones prácticas y a buen precio para conseguir parecernos más a Zenodoto. Por ejemplo, la firma IKEA tiene su línea de cajas KOMPLEMENT para zapatos, joyas o accesorios; o su banco con almacenaje para juguetes STUVA / FRITIDS que permite educar en el orden. El elegante y discreto revistero KVISSLE o los módulos de estanterías IVAR.

Las consecuencias de una casa organizada son claras: más tiempo para nosotros, mejor humor, mejor descanso y mayor calidad de vida. El informe de IKERFEL también habla de positivismo en el hogar. El 83% cree que una casa bien decorada estimula la creatividad, y un 76% opina que una casa bien decorada te hace la vida más fácil o, lo que es lo mismo, tres cuartas partes de la población considera que la decoración te hace la vida más fácil.

No es necesario acercar la estética de tu casa al minimalismo propio del racionalismo de Le Corbusier, tampoco al practicismo exacerbado de un bibliotecario. En el punto medio y en buscar el calor de hogar está la solución. IKEA, en este sentido, tiene sus armarios y su cómoda PLATSA, en un blanco impoluto; también su estantería BILLY, divertida y cosmopolita o el organizador de mandos FLÖRT.

Alejarse de la costumbre de convivir con el desorden, con el mobiliario ajado y heredado, con el eterno sentimiento de estar en un casa de paso. Hacer hogar, con el orden y con la decoración, es sentirse más cómoda y confortable entre nuestras cuatro paredes –según este informe, un 92% cree que una casa bien decorada ayuda a esta sensación de calidez–.

Una vez, en el Congreso de los EE UU, en el siglo XIX, el político Samuel Johnson dijo que “las cadenas del hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas”. En el camino de romper esta dinámica, a veces, solo es necesario añadir color, orden y muebles bonitos.

Opinar

Clic para opinar