fbpx

Personal coaching Psicología

Esos locos bajitos emocionales

Lee la nota escuchando esta canción

“A menudo los hijos se nos parecen”… reza aquella canción de Serrat. Si esta frase tiene asidero en tu vida, entonces es tiempo de reflexionar. ¿Qué le estamos mostrando a nuestros hijos? ¿Nos pusimos a pensar que somos espejos para ellos? Debemos tener en cuenta que los niños aprenden por resonancia empática.

En tiempos como los que corren le prestamos demasiada importancia al dinero y el trabajo, pero hay cosas mucho más importantes… El dinero, es un aspecto más dentro de nuestras vidas y, como tal, es un factor altamente emocional. ¿Cuántas veces tuvimos un nuevo ingreso de dinero, un cambio de puesto o de trabajo y la plata siguió sin alcanzarnos? ¿Cómo es posible esto? Básicamente porque estamos bombardeados por el marketing, que nos genera nuevas necesidades cíclicamente. Lo que dispara una nueva pregunta: todo lo que adquirimos y consumimos ¿nos cambia realmente la vida? ¿Nos cubre ese vacío existencia que necesitamos llenar? Siempre nos falta algo, deseamos “eso” que no tenemos, o que tiene el otro. Así funciona nuestra cabeza y, por más que queramos evitarlo, es difícil detenerlo.

Entonces es momento de aprender a controlar estas emociones y seguramente nuestra relación con el dinero cambie. Las realidad se modificará cuando seamos nosotros los que cambiemos. Daniel Goleman, psicólogo estadounidense, afirma: “Las emociones intensas constituyen el equivalente neuronal a un resfriado, se contagian con facilidad”, por eso debemos tener en cuenta que el hombre no es realidad, sino posibilidad, y que todo lo que creamos se hará expansivo.

Por lo que te invito a que evitemos enseñarle a nuestros hijos que la felicidad está en lo que consumimos, llenándolos de juguetes caros y sofisticados Ser felices es una decisión personal, que comienza eligiendo cómo percibir la realidad que nos rodea. Mucho de lo que nos hace sentir ricos es gratis. Sí!! gratis: un día cálido de sol, hacer deporte, cantar, bailar, tu hijo, tu familia, tu perro, una con amigos, o simplemente alguna sonrisa perdida.

En conclusión, ese ser humanito al que hoy le cambiamos los pañales, el día de mañana puede ser presidente, barrendero o jugador de fútbol. En los tres casos, seguramente el dinero no llene sus vacíos emocionales, el momento de educarlo es hoy, el dinero no compra la felicidad lo valioso realmente es tu tiempo compartido con los demás…

Como reza un conocido filosofo contemporáneo: “No puedes comprar el tiempo, cuando es tarde”…

Etiquetas

Sobre el autor

Juan Manuel Ferreyra

Juan Manuel Ferreyra

Juan Manuel es Magister, diplomado en Coaching Empresarial e Inteligencia Emocional (2018).

Puedes seguir si web en Proyecto Viruta

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.