fbpx

Salud

Conoce cuatro antialérgicos naturales

Los antialérgicos o antihistamínicos son sustancias que impiden la acción de la histamina en el cuerpo. Esta no es más que una proteína que provoca los síntomas de la alergia como los estornudos, comezón en los ojos e irritación de la garganta.

Por lo general la ingestión de estos medicamentos produce somnolencia y fatiga, lo que conduce a muchas persona a buscar ayuda en remedios naturales.

El sitio web Medical News Today recopiló datos sobre cuatro de estos antialérgicos naturales que pueden combatir estas molestias.

Vitamina C

De acuerdo a este medio, la vitamina C fortalece el sistema inmunológico y actúa como un antihistamínico natural.

Una investigación de 2018 evaluó los efectos de la vitamina C sobre las alergias y el estrés oxidativo, que desempeña un rol fundamental en este tipo de enfermedades; como esta vitamina es un antioxidante y antiinflamatorio, puede funcionar para tratar las alergias.

Científicos observaron que grandes cantidades de vitamina C administrada de manera intravenosa disminuía los síntomas de la alergia. Igualmente, concluyeron que tener bajos niveles de vitamina C puede desencadenar alergias.

Pimientos, brócoli, melón, coliflor, frutas cítricas, kiwi, fresas y tomates son algunos de los alimentos altos en vitamina C.

Bromelina

La bromelina es una enzima presente en el centro y jugo de las piñas de manera natural.

Es popular para combatir la hinchazón e inflamación de los senos paranasales después de ser lesionados o tras una cirugía.

Un estudio en ratones sugirió que la bromelina podría disminuir la sensibilización alérgica y las enfermedades alérgicas respiratorias por sus propiedades antialérgicas y antiinflamatorias.

Destacan que ingerirla de manera oral puede provocar algunas reacciones adversas.

Probióticos

Los probióticos son microorganismos que mantienen equilibradas las bacterias intestinales. Además, estimulan el sistema inmunológico lo que podría resistir las alergias.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de Estados Unidos (NCCIH, por sus siglas en inglés) asegura que la evidencia no es concreta y que algunos podrían ayudar y otros no.

Quercetina

La quercetina es un flavonoide antioxidante presente en muchos alimentos. Recientes estudios señalan que agregar quercetina a nuestro régimen alimenticio reduciría los síntomas de alergia por tener propiedades antihistamínicas.

Un experimento en ratones develó que esta disminuyó los síntomas respiratorios de alergias en estos animales por que aminoró la inflamación de las vías respiratorias.

Manzanas, té negro, brócoli, uvas, pimientos, cebolla morada y vino tinto son algunos de los alimentos que contienen quercetina.

Aún así, las pruebas son mixtas y el NCCIH afirma que no hay suficiente evidencia para decir que esta alivia la rinitis alérgica.

Puede ingerirse en suplementos, pero esta puede generar efectos adversos, en especial si se toman dosis muy altas por largo plazo.

Hay que recordar que el primer paso para evitar que la alergia persista es identificar qué la desencadena y reducir la exposición a este.

FUENTE: AGENCIAS

Sobre el autor

Patricia Uzcategui

Patricia Uzcategui

Opinar

Clic para opinar