fbpx

Belleza

Cómo cuidar la piel en invierno

En invierno estamos menos expuestos y tal vez, por lo tanto, menos preocupados por la belleza y la protección de nuestra piel. Sin embargo, para tener una piel sana en el verano, tenemos que doblar nuestros esfuerzos para cuidarla en los meses más fríos del año.
Con el invierno llegan la lluvia, la humedad, el frío y el viento, y todos estos elementos tienen un efecto adverso sobre la calidad de nuestra piel. Además, en esta época del año, nos sometemos a muchos cambios de temperatura (a menudo ir de un lugar frío a un ambiente caliente), y comemos peor (preferimos platos “calientes” y a menudo poco saludables. Las ensaladas son para el verano… ), dejando nuestros cuerpos sin mecanismos de defensa, lo que disminuye su capacidad de regenerarse.

Por todo esto, hay que tener mucho cuidado si queremos mantener nuestra piel bella y saludable, y prevenir el envejecimiento prematuro.

Unas sencillas precauciones

En invierno, evita el uso de agua muy caliente, ya sea para lavarte las manos, la cara o darte un baño. Las altas temperaturas del agua deshidratan la piel y por tanto suponen una pérdida de lubricación, dejándola seca, sin brillo y con una apariencia poco saludable. Protege tu piel con jabones suaves o con emolientes y humectantes. Ah, y no te olvides de secar bien tu piel después del baño, especialmente entre los dedos de manos y pies, en las axilas, en las ingles y justo debajo de las rodillas, es la forma de evitar la aparición de sabañones, inflamaciones o llagas.

Hábitos diarios

La mejor manera de combatir la piel seca es hidratarla a diario, después de la ducha (cuando los poros están más abiertos), y antes de irse a la cama.

Diferentes cuidados para diferentes pieles

La piel del rostro no es igual que la de los brazos, por ejemplo, por esta razón, hay que emplear cremas adecuadas para cada zona del cuerpo y prestar especial atención a pies, codos y rodillas, que se resecan fácilmente. Por ejemplo, los labios hay que protegerlos bien porque son un  “objetivo” fácil para el frío, el viento y la humedad. ¡Lleva siempre a mano un buen cacao labial!

Beber agua

Obviamente, el agua juega un papel clave en la calidad de nuestra piel, ya que tiene la función de limpiar e hidratar nuestro cuerpo. Bebe sólo la cantidad que el cuerpo “demande” (cuando tengas sed).

Consejo: el té sin azúcar es agua también y el que esté calentito siempre hace que sea fácil de ingerir, especialmente en los días más fríos…

Sobre el autor

woman

woman

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.