fbpx

Salud

Claves para una vida “slow”

Frente a los ritmos frenéticos hay otra forma más tranquila y plena de vivir: olvida las prisas y la multitarea y únete a la revolución de la lentitud.

¿DOMINAS EL TIEMPO, O TE DOMINA A TI?

La filosofía de la lentitud podría resumirse en una sola palabra: equilibrio. Actuar con rapidez cuando tiene sentido hacerlo, y ser lento cuando la lentitud es lo más conveniente. Ser Slow significa que uno controla los ritmos de su vida y decide qué celeridad conviene en un determinado contexto; reivindicando el derecho a establecer nuestros propios tempos. Afirman que podemos vivir mejor si consumimos, fabricamos y trabajamos a un ritmo más razonable.

EL OCIO

Sin darnos cuenta, consumimos ocio rápido, compulsivamente. Boredom, la palabra inglesa que designa el aburrimiento, no existía hace ciento cincuenta años, y es que el hastío es una invención moderna. Si eliminamos todos los estímulos, nos ponemos nerviosos, nos entra el pánico y buscamos algo, lo que sea, para llenar el tiempo. En esta era atiborrada de medios de comunicación, rica en datos, hemos perdido el arte de no hacer nada, de cerrar las puertas al ruido de fondo y las distracciones, de aflojar el paso y permanecer a solas con nuestros pensamientos.

EL TRABAJO

Millones de personas van a trabajar incluso cuando están demasiado cansadas o enfermas para ser eficaces. Y son también millones las que no toman todas las vacaciones a las que tienen derecho. Esa manera de actuar es una locura. Trabajar tan duro es malo tanto para nosotros como para la economía.
El exceso de trabajo deja menos tiempo y energía para el ejercicio y nos hace más proclives a tomar alimentos de una manera cómoda pero inadecuada. Las empresas también pagan un alto precio, es de sentido común: somos menos productivos cuando estamos cansados, estresados, nos sentimos desdichados o enfermos. A menudo, trabajar menos significa trabajar mejor.

EL SEXO (LENTO)

Sin duda, la mayoría de nosotros podría dedicar más tiempo a hacer el amor. Nos parece que nuestro mundo está saturado de sexo en los medios de comunicación, pero la verdad es que dedicamos muy poco tiempo a practicarlo. Trabajar menos horas es una manera de liberar energía y tiempo para dedicarlos al sexo (como cuando estamos de vacaciones). El sexo lento, despertando poco a poco los sentidos,la mirada profunda del uno en el otro.

LA MENTE

Para que el movimiento Slow arraigue en nuestras vidas, necesitamos cambiar nuestra manera de pensar, necesitamos aprender a aquietar nuestra mente, a liberarla en algún momento de los continuos estímulos que la empujan frenéticamente hacia delante. Para ello, nada mejor que la meditación. Incluso sobre las mentes más rápidas, confusas y estresadas, vierte calma y tranquilidad.

EL CUERPO

El yoga trabaja sobre nuestro sistema nervioso y sobre nuestra energía, ayudándonos a desarrollar un estado de ánimo lento. Nos revitaliza cuando hemos estado perdiendo nuestra salud o nuestra plenitud por estrés, ansiedad, enfermedad y exceso de trabajo. El yoga nos hace más sanos y lentos. Pero también lo logramos con otras prácticas, como el Chi Kung.

Fuente: Cuerpomente

Sobre el autor

Aylen Luponio

Aylen Luponio

FB Aylen Luponio
IG @aylenluponio

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.