Belleza

Alertada por las “fat talks”, creó un proyecto contra la belleza ideal

“Desperdiciábamos diariamente horas de colegio y energía en las mismas conversaciones sobre las dietas, los kilos de más, el peso y la búsqueda de la ‘perfección’. Estas llamadas ‘fat talks’ nos llevaban sin darnos cuenta a un círculo de queja y preocupación constante”, dice Candela Yatche (21), estudiante de Psicología en la Universidad de Buenos Aires y creadora de Bellamente, una iniciativa que invita a desaprender los estereotipos de belleza. “Está comprobado que mientras más se involucra una persona en este tipo de conversaciones, más crece su insatisfacción corporal, su frustración y aumenta la posibilidad de caer en un trastorno de la conducta alimentaria”, señala la joven en la previa del boom de las inscripciones a gimnasios y el alza en búsqueda de dietas “para el verano”.

Cuando terminó el secundario esa realidad le hacía ruido: se veía a sí misma y a sus compañeras haciendo dietas de todo tipo y comprando productos engañosos que prometían resultados imposibles. Se sentía en un círculo vicioso en búsqueda de una perfección ficticia, irreal, impuesta. Se cuestionó estos objetivos imposibles, sustentados en falsas verdades que la agobiaban desde afuera. ¿Cuándo terminaba esa presión? ¿Valía la pena ese esfuerzo para tratar de encajar?

Como en un viaje interior, empezó a transitar otros caminos, a hacerse otras preguntas. Comenzó a estudiar Psicología en la UBA, fue pasante en el Hospital Borda en el sector de Trastornos de la Conducta Alimentaria y cursó el programa de Desórdenes Alimenticios en la Fundación La Casita.

“Así me di cuenta cómo estas enfermedades están relacionadas directamente con la baja autoestima. Vi cómo se había naturalizado estar insatisfecho con uno mismo; entendí la influencia de las redes sociales en esto y, en vez de pelearme con ellas, decidí abrazarlas, tomarlas como una gran herramienta para hacerle llegar mi voz a muchas personas. Así nace Bellamente”, cuenta Candela.

A comienzos de este año armó una cuenta de Instagram (@bellamentearg) y un sitio web (Bellamente.com.ar) con stickers, videos y mensajes que replican este mensaje positivo. Su objetivo es “ayudar a las personas a que puedan reconocer cómo los medios, la sociedad y la cultura imponen un modelo de belleza irreal y poco saludable. Concientizar sobre los efectos negativos que tienen los estereotipos y mostrar que no tiene sentido ir en busca de un ideal de belleza inalcanzable, ya que esa percepción distorsionada afecta directamente la autoestima. Esto lleva a no valorarse ni aceptarse como uno es”.

Con stickers, videos y mensajes, la iniciativa Bellamente busca replicar un mensaje positivo.

“Para hablar de los nuevos trastornos alimentarios, no podemos dejar de pensar dentro de qué contexto aparecen. Vivimos en una sociedad hiperconectada, en donde tenemos disponibles miles de dietas, donde las empresas fabrican talles ‘únicos’ para beneficiar sus ganancias, la industria de la moda nos acerca ideales de belleza inalcanzables y donde el crecimiento de la oferta de entrenamiento físico se combina con innumerables productos de bajas calorías. Todo esto hace un combo explosivo en el que cuesta mucho encontrar el equilibrio”, dice la joven.

Amarse a sí mismo como uno es, una de las claves de la iniciativa que propone Candela Yatche.

Sobre los movimientos y tendencias que promueven una aceptación del propio cuerpo -como el body positivity, skin positivity, no makeup o sin Photoshop- opina que “estas iniciativas son granitos de arena que ayudan a que empecemos a poder ver, revisar y cambiar los estereotipo de belleza impuestos en la sociedad. Estaría bueno que, de a poco, empecemos a naturalizar poder mostrarnos así, naturales, sin tener que ponerle nombre, ni justificarlo con un hashtag o con las famosas campañas de ‘mujeres reales’. Sueño con un mundo con menos etiquetas”.

Actualmente forma parte del equipo de investigación de la Universidad de Buenos Aires y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) que investiga la relación de hábitos alimentarios, actividad física e imagen corporal en mujeres adolescentes. “Con Bellamente, mi invitación es a desaprender, a abrir la mente, romper capas de falsa identidad. Desaprender el modelo actual del estereotipo único de belleza y aprender a aceptarnos como seres individuales y únicos. El cambio se construye desde adentro: querernos como somos es el primer acto revolucionario”.

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar