fbpx

Belleza

9 formas de llevar tu sueño de belleza a un nuevo nivel

Mientras uno duerme, la piel se encarga de recuperarse y rehidratarse del día anterior. Sin embargo, además de obtener las ochos horas de sueño reparador, también es importante lo que se hace antes de acostarse y la forma en la que se duerme.

Te traemos 9 hábitos nocturnos que necesitás adoptar para una piel radiante y saludable:

1. Atá tu cabello

Mantené tu cabello alejado de tu cara mientras dormís para evitar que sus aceites naturales se mezclen con tu cutis. No lo ajustes tanto para que no se quiebre.

2. Lavate la cara

Para eludir poros dilatados y brotes de acné, lávate la cara todas las noches con un limpiador suave.

3. Exfoliar

Para mantener tu piel fresca y juvenil, tomate un momento antes de acostarte para remover las células muertas de la piel con tu exfoliante favorito. Es mejor hacerlo antes de irte a dormir, no solo porque es  tu tiempo de rejuvenecimiento, sino que, de hacerlo a la mañana, dejaría tu piel recién exfoliada sensible al sol y otros elementos.

4. Hidratar

Para la piel brillante, humectar con una crema anti age nocturna antes de irte a la cama. ¡No te olvides de tus labios! Aplicate un bálsamo hidratante para suavizarlos.

5. Usá una funda de almohada de satén o seda

Las fundas de seda son ideales para un sueño de belleza: las fibras no solo evitan que el cabello se enrede, sino que también suavizan las arrugas y las líneas finas al causar menos fricción entre la piel y la funda de la almohada.

6. Cambiá las fundas de las almohadas seguido

Hacelo una o dos veces por semana para evitar que la acumulación de bacterias entre en contacto con tu piel. En los días en los que no las cambies, solamente dalas vuelta.

7. Dormí boca arriba

Cuando dormís de costado, la presión constante sobre tu rostro eventualmente generará arrugas fijas. Hacé todo lo posible para dormir de espaldas y así evitar líneas finas y arrugas antes de tiempo.

8. Usá almohadas adicionales

Apila unas almohadas debajo de tu cuello para dormir con la cabeza ligeramente elevada. Esto alentará que el líquido se drene lejos de tu cara y ojos, sin dejar que se hinchen.

9. Dormí con un humidificador

La hidratación es clave para lucir una piel increíble, y una gran manera de mantenerte hidratada mientras dormís es mediante la instalación de un humidificador. Son especialmente útiles durante el invierno cuando tu piel tiende a secarse.

 

 

 

Fuente: Organic Authority

Sobre el autor

Paula Triveri

Paula Triveri

Opinar

Clic para opinar

Agenda

No hay nuevos eventos.