fbpx

Actualidad Sociedad

México: los derechos de las trabajadoras del hogar no son reconocidos

Los derechos de las trabajadoras del hogar no se encuentran protegidos en las leyes mexicanas ni en los hogares que las emplean. Además, un alto porcentaje de trabajadoras del hogar en México enfrentan explotación laboral, discriminación, violencia y acoso sexual dentro del espacio de trabajo, según destacaron el Instituto Simon de Beauvoir, ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, el 97% de las trabajadoras no tiene acceso a servicios de salud y el 96% no cuenta con contrato laboral.

En México existen alrededor de 2.4 millones empleados del hogar, de los cuales el 95% son mujeres. Esto equivale al 10% de las mujeres económicamente activas.

Por este motivo, las organizaciones en defensa de las trabajadores del hogar sostienen que el respeto a sus derechos es un tema de justicia social y de igualdad de género.

Marta Ferreyra, directora de promoción de cultura y no discriminación de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), mencionó que la desvalorización del trabajo del hogar proviene del sentido común de los mexicanos, el cual está nutrido de ideas patriarcales.

“Nuestro sentido común está atravesado con ideas patriarcales, en el cual el tiempo de las mujeres no vale nada, pertenece a la familia. Las mujeres hacemos cosas por amor y por tanto, las personas que trabajan para nosotros también lo hacen por amor y por eso, vale menos, no se monetiza y no se consideran sus derechos”, dijo.

Las organizaciones destacan la importancia del trabajo del hogar, ya que mueve la economía familiar (por ejemplo, ayuda a ahorrar en comida porque se cocina en casa, hay menores gastos en guardería y estancias para adultos) y permite que ambos empleadores puedan trabajar. Además, beneficia la economía familiar de la trabajadora.

Trabajadoras del hogar y condiciones laborales:

  • En México existen 2.4 millones de trabajadores del hogar.
  • 95% son mujeres, lo cual equivale al 10% de las mujeres económicamente activas.
  • Su trabajo beneficia a 1 millón 987 mil 294 hogares mexicanos.
  • 11% son indígenas.
  • 97% no tiene acceso a atención médica.
  • 96% no tiene contrato laboral.
  • 75% de las empleadas gana menos de dos salarios mínimo.
  • Menos del 10% no tiene vacaciones con goce de sueldo.
  • Menos del 25% recibe aguinaldo.
  • 75% gana menos de dos salarios mínimos.
  • 34% no tiene acceso a los mismos alimentos que consume la familia.

Desprotegidas por el gobierno mexicano

En la ley, las trabajadoras del hogar se encuentran contempladas en una posición diferenciada al resto de los trabajadores.

El capítulo XIII de la Ley Federal del Trabajo no incluye ninguna disposición sobre seguridad, higiene, riesgos o accidentes de trabajo. Tampoco obliga a los empleadores a entregar un contrato ni a proveer vacaciones con goce de sueldo o aguinaldo.

En dicho capítulo únicamente establece que deben percibir un sueldo que no sea menor al salario mínimo.

Los empleadores no están obligados a inscribir a las trabajadoras del hogar en el régimen obligatorio de seguridad, sino únicamente a la incorporación voluntaria.

El régimen de incorporación voluntaria excluye a las trabajadoras del hogar de prestaciones sociales como fondo de ahorro para la vivienda, guardería y centros recreativos para la Seguridad Social, atención médica de enfermedades preexistentes, acceso a licencias de maternidad, enfermedad o accidentes de trabajo.

México firmó en 2011 el Convenio 189 sobre trabajo decente para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos que reconoce los derechos laborales del trabajo del hogar, busca favorecer la equidad en el lugar de trabajo y el desarrollo económico.

Sin embargo, aún no ha sido ratificado, a pesar de que en el 2014 el Ejecutivo se comprometió a enviarlo al Senado para hacerlo y el Senado a realizado 12 exhortos. Además han sido presentadas 12 iniciativas de reforma de ley a los derechos de las trabajadoras del hogar.

A través de la campaña #EmpleoJustoEnCasa, las organizaciones de la sociedad civil buscan promover un cambio en la legislación para garantizar los derechos de las trabajadoras del hogar.

También hacen un llamado a los empleadores a promover desde sus hogares la justicia social, respetando los derechos de las trabajadoras.

¿Cómo promover los derechos de las trabajadoras del hogar?

Marcela Azuela, Coordinadora del Colectivo Hogar Justo Hogar, invitó a los empleadores a reflexionar si las condiciones laborales que ofrecen a las trabajadoras del hogar, las aceptarían para ellos.

Por ejemplo, plantear si uno estaría dispuesto a tomar vacaciones únicamente cuando el jefe lo hace o que en vez de recibir aguinaldo, reciba la ropa que no usa el empleador.

Las organizaciones crearon un decálogo para ser un empleador justo:

  1. Firma un contrato con la trabajadora del hogar
  2. Respeta las jornadas de 8 horas
  3. Da al menos 15 días de aguinaldo
  4. Paga un salario justo (mínimo 300 pesos por 8 horas)
  5. Otorga seguridad social o da apoyo para consultas médicas y medicamentos de las trabajadoras como de sus familiares
  6. Ofrece a las trabajadores de planta un espacio limpio para dormir.
  7. Da vacaciones pagadas, aunque no sean trabajadoras de planta.
  8. Paga horas extras
  9. Da alimentos de buena calidad y en buena proporción
  10. Permite a las trabajadores capacitarse

 

 

Fuente: Buzzfeed