Belleza Estética Maquillaje y cosmetología

10 cosas que prueban que estás pintando mal tus uñas

¿No te dura tu manicure? Aquí algunas señales que te mostrarán si estás pintando tus uñas incorrectamente.

No hay nada peor que pasar una hora pintando tus uñas para que se quiebren o se manchen minutos después. Estos fáciles trucos te ayudaran a arreglar todos los pequeños factores que están arruinando tu manicure.

 

1No lavarte las manos antes de aplicar el barniz.
¿Alguna vez has notado cómo las estilistas de uñas ponen esmalte en tus uñas antes de pintarlas, aunque no las hayas pintado? Eso es porque tus uñas tienen aceites naturales (usualmente en la punta de tus dedos), que podrían evitar que el barniz se adhiera correctamente.¿Buscas una solución rápida? Da una pasada a tus uñas con quitaesmalte antes de aplicar la base.
Después lava tus manos con agua y jabón para deshacerte de los restos de aceite.

2Limar tus uñas en diferentes direcciones
Si estás tratando tu lima de uñas como un serrucho, sólo estás logrando que sean más susceptibles a pelarse o romperse. ¡Es malísimo! Esta es la forma correcta de emparejarlas: suavemente lima hacia una dirección, comenzando en el extremo y jalando hacia el centro.
Si tus uñas ya están delgadas, recarga la lima sobre la uña, inclinando para que limes levemente por debajo.

3Olvidar pulir tus uñas
Los aceites naturales de las uñas se acumulan si no las pules, dejando residuos de manicure sobre ellas. Pulir tus uñas es como lavar tus dientes, les da brillo y las hace ver más resplandecientes y se deshace de residuos.

4No exfoliar tus cutículas
Al contrario de lo que normalmente se cree, los aceites de cutículas y los removedores de cutículas no son lo mismo y no se pueden usar con la misma finalidad. Los aceites ayudan a hidratar, mientras que los removedores actúan como un tratamiento exfoliante para tus uñas. Empieza por masajear con un tratamiento de cutícula y después empújalas suavemente. Esto no solamente ayuda a quitar la cutícula, sino que también ayuda a deshacerse de las células muertas de una manera segura y efectiva. Finalmente, agrega un poco de aceite de cutícula para hidratar.

5No ponerse una capa base
Si quieres uñas felices, sanas y largas, es importante empezar cada manicure con una capa base de buena calidad. Como resultado será más difícil que tu manicure se quiebre.

6No usar una capa base especial para barnices con brillos
Aprovechando que estamos hablando de bases, ¿sabías que existen productos específicos para quitar las texturas difíciles como los brillos? ¡Cambiarán tu vida! Sobre todo cuando quieres usar un poco de brillo los fines de semana, pero no puedes ir a la oficina con tus uñas luciendo como un concierto de Kesha.

7Usar demasiado barniz
Una plasta de barniz toma muchísimo tiempo en secar, la clave es ponerle suficiente barniz al pincel para cubrir la uña con una sola capa. Además pasa el pincel sólo tres veces: una hacia abajo en la parte de en medio y una en cada lado, repitiendo hasta que lograr el tono deseado.

8No esperar suficiente tiempo entre capas
Si no estás esperando al menos uno o dos minutos antes de aplicar otro color o un barniz sellador, no le estás dando suficiente tiempo para que se evaporen los solventes del barniz (que son los que al final secan tus uñas). Mientras más tiempo esperes entre capas, será más fácil que el color permanezca. Usa el timer de tu celular si necesitas ayuda contando los minutos de espera.

9Saltarse el barniz sellador
Este tip es muy sencillo: hay veces en las que tenemos prisa y hacemos trampa, pero si no usas un sellador, el barniz no durará lo mismo. ¡Debes ponerlo!

10Eres desordenada con tu barniz sellador
Si aplicas el color con mucha precisión—¡felicidades! Pero no lo arruines aplicando un barniz sellador de manera desordenada.Los barnices selladores se adhieren una vez que se secan, causando arrugas si no lo aplicas correctamente. Otra desventaja: Esas áreas también se quebrarán más rápido.

 

Opinar

Clic para opinar