Sin categoría

14 trucos de limpieza infalibles

A menudo tenemos que decirles adiós a nuestras prendas favoritas debido a algunos daños o aspecto desgastado. Pero es aún más triste cuando sucede con las cosas totalmente nuevas.

En Woman Time  decidimos juntar algunos trucos comprobados que te ayudarán a darle una segunda oportunidad a tu ropa y calzado.

1Calzado de gamuza

Los zapatos de gamuza aún siguen siendo vulnerables a las marcas de desgaste, rasguños, manchas y son tan difíciles de limpiar que cualquiera que tenga un par de estos zapatos puede entenderlo.

Puedes limpiarlos cuidadosamente tu calzado de gamuza usando una lija para las uñas.

2Zapatos de charol

El charol  es un material que se utiliza para la creación de zapatos, carteras y accesorios para el hombre y la mujer. Como cualquier material, este  puede comenzar a opacarse y mostrarse apagado y sin vida con el uso diario.

Para hacer que nuestro charol vuelva a brillar como el primer día, usa el limpiador para las ventanas y verás como vuelven a ser nuevos.

 

3Manchas de sangre

La mezcla de sal o amoníaco con agua fría te ayudará a deshacerte de las manchas de sangre en tu pantalón de mezclilla o cualquier otra prenda
Agrega en 1 litro de agua fría 2 cucharadas de sal o la misma cantidad de amoníaco. Lo realmente importante  es usar agua fría.

 

4Olores en prendas

Si no ensuciaste tu ropa pero días antes te fuiste de fiesta y se impregnó el olor de cigarrillos, no necesitas lavarlas, simplemente simplemente coloca la prenda problemática en una bolsa hermética y dejarla en el congelador durante una noche; el frío eliminará la bacteria que causa el mal olor sin tener que lavar la prenda.

 

5Manchas en cuero

La mezcla de agua fría y vinagre eliminará las manchas en tus prendas de piel.

Los zapatos, cinturones y otros artículos a menudo están hechos de cuero grueso y fuerte que agrega mucha durabilidad pero puede ser extremadamente difícil de limpiar. Para los cueros más fuertes, moja profundamente un trapo limpio con vinagre blanco y frótalo sobre el material. Deja que el cuero absorba el vinagre antes de limpiarlo con una tela nueva y limpia.

 

6Manchas de grasa

El detergente  te será útil para eliminar las manchas de grasa. Usando los dedos, esparcí el detergente sobre la tela. Vas a notar que la mancha comienza a disolverse enseguida, ya que la mayoría de los detergentes absorben la grasa directamente.
Enjuagá y quitá el detergente de la prenda. Luego lavá normalmente con un jabón de alta calidad.

 

7Raspones o rayas en el calzado

La cera o el esmalte transparente te ayudarán a deshacerte de los raspones en el calzado de piel

Aplicar con cuidado la cera en el área afectada y cuando la cera se solidifique, frotar el área cuidadosamente con una tela y aplica la crema para calzado.

 

8Reparación de calzado

El pegamento instantáneo te ayudará a reparar el calzado de piel con agrietado o con pequeñas rupturas.

Untar  desde la parte interior del calzado el área afectada usando cerillos o mondadientes, presiona el área con un paño de tela durante 3-4 minutos, y luego pintar la superficie con varias capas de pintura del mismo color.

 

9Mantener el color en las prendas

Mantener el color de la ropa no es una tarea fácil, y es que con el tiempo las prendas pierden la vivacidad de sus tonos y tienden a apagarse. Sin embargo, no es imposible, pues existen algunos trucos que pueden ayudarte a conservar el color de tus prendas favoritas igual que el primer día.

 

10Limpieza de calzado de nobuk

En primer lugar para limpiar el calzado de nobuk debes esperar a que esté seco, nunca lo hagas mientras esté mojados ya que la suciedad se meterá en las fibras y luego será imposible quitarla. Para limpiar procedemos a mezclar amoníaco con agua en la proporción 1:3 o disuelve 1 cucharadita de vinagre en 1 litro de agua tibia.

 

11Suavidad para prendas viejas

Para que una prenda vieja vuelva a ser suave, remójala en agua salada. Pon a remojar la ropa para lavar en agua con sal. Este método funciona especialmente bien en el caso de fibras como el algodón; sin embargo, la ropa se debe dejar en remojo durante varios días. Para suavizar la ropa remojándola en agua con sal, llena un balde grande o el lavadero de ropa con agua tibia. Agrega ½ taza (150 g) de sal por 1 L (un cuarto de galón) de agua. Mueve la mezcla. Coloca la ropa, sábanas o toallas que quieras suavizar dentro del balde y húndelas hasta que queden totalmente empapadas con el agua con sal. Pon el balde a un lado y deja la ropa en remojo por dos o tres días.

 

12Suciedad en carteras

Primero humedece el paño con un poco de vinagre blanco o alcohol para frotar y luego frota la mancha con él. Deja que el área afectada se seque y luego frótala nuevamente con un cepillo de cerdas suaves. A diferencia del agua, el vinagre blanco y el alcohol para frotar no manchan la gamuza.
No te preocupes por el olor del vinagre ya que se irá con el tiempo.
Las manchas rebeldes pueden requerir de una solución especial para limpiar gamuza.

Para las cosas de colores claros es muy importante usar únicamente  vinagre blanco porque sus otros tipos pueden pintar la piel.

 

13Limpieza de ropas finas

Con un poco de agua tibia y dos o tres gotas de champú para cabello podemos lavar las prendas delicadas. Luego de revolver bien sumergiremos la prenda y la dejaremos reposar menos de cinco minutos. Cuidadosamente frotaremos las manchas con nuestros dedos o con una esponja muy suave, si la prenda fuera de seda lo mejor será que no lo frotemos ya que las fibras se pueden dañar fácilmente.

Después de escurrir el agua que usamos podemos llenar un recipiente con agua fría y luego verter ¼ de taza de vinagre blanco, de este modo podremos eliminar los residuos de jabón además de neutralizar la alcalinidad, otra ventaja de esta solución es que suaviza la seda y puede devolverle su brillo. Ahora solo tenemos que enjuagar bien el vestido y secarlo con ayuda de una toalla.

Puedes enjuagarlas usando una pequeña cantidad de acondicionador de cabello así la ropa de este material tan bonito y delicado se volverá aún más suave.

 

14

Usa velcro para eliminar la pelusa. Compra velcro y corta un pedazo que tenga una medida similar al ancho de tu mano. Toma el lado áspero con los ganchos pequeños y separa el lado suave. Frota el velcro hacia abajo sobre la ropa. Si la pelusa se acumula en la parte inferior de la ropa, recógela usando un poco de cinta o un rodillo quitapelusa.

 

*Fuente : genial.guru

Sobre el autor

Ileana Gionco

Ileana Gionco

Opinar

Clic para opinar